Viva la “demacracia”

4 febrero 2016

Viva la "demacracia"


Débiles

1 febrero 2016

-Mi rostro,- las palabras respiran de forma pausada, como si nadie fuese a escucharlas, igual que una estrella que brilla indiferente de los ojos que miran-mi cara, pertenece a los normales. Salvajes desnutridos. No deberían silbar mis melodías y sin embargo mi fragilidad se entremezcla sibilina.

Desnudo, el cuerpo del dragón caído, se desenreda de las sabanas que lo han convertido en una gorda babosa. Se arrastra hasta los quejidos de su corazón, con los ojos atrapados por la cola de los sueños. Su brazo sin fuerzas intenta acariciar cada latido que escucha, su voz muda se arrepiente de la noche de calores fríos mientras necesita consolar- yo te dejare ser la luna- como un juego de niños pequeños le teje un traje nuevo, la viste de rocas y ausencias- yo- es ronco y apagado, lejos de la realidad- te amo.

-¡No!- el grito sale como una bala dispuesta a alojarse en su cabeza, el dragón estalla.- No, no y no- dispara sus dedos como un arma de fogueo sobre el rostro marchito, pero las balas se clavan, todo esto es demasiado real- tu carne esta hecha de charcos de barro y piel muerta. Tus ojos dilatados han de estar prohibidos a la noche, solo la eternidad te abrazara.

Por inercia arranca las malas hierbas- Se han secado los lagos, tus pupilas han aprendido a desaparecer, ellas que eran más importantes que el cielo, ellas que me han hecho llorar rabia y tristeza.

LaRataGris


Animales liberados

28 enero 2016

animales liberados


El clon muerto

25 enero 2016

Aunque ya no era el hombre del momento el doctor F conservaba cierto glamour de las estrellas de cine clásico.- un fuerte aplauso-el presentador lo recibe con algo de frialdad mientras le pide al público que sea totalmente efusivo.

– Siéntese- le señala un sofá que parece recién comprado. Con precisión robótica respira la primera pregunta, demasiado suave e intrascendente. Poco a poco el tono va subiendo hasta tenerlo acorralado por todos sus pecados.

– Cuando acepte venir- intenta que recapacite y vuelva a la amabilidad inicial- fue para hablar de mis actuales trabajos en el campo de la clonación.

– El doctor,- el Showman parece ignorar sus palabras. Se levanta con los brazos en cruz y una sonrisa forzada de ironía- el semidiós necesita buena prensa. ¿qué le ofrecemos en Variedad de vainilla?- el público de la doble V es explícitamente obsceno en gestos y sonidos. Entonces el regidor corta el alboroto con un movimiento rápido del brazo mientras Jimi regresa a su butaca-¿Dígame doctor, cuando volveremos a ver algo como lo de Hitler?

– Cometimos errores,- perdido intenta defenderse- en aquella época los clones eran considerados como objetos, eran desechables e hicimos muchas barbaridades. No todas fueron culpa de la empresa. La gente…

– Claro,- vuelve a interrumpirle- ustedes promovían un juego insano de asesinatos

– Eran clones

– ¿cómo?

-Digo- dudando- que…eran clones.

– Claro- ríe cínicamente- fue una lástima que después de ser clones adquiriesen su propia conciencia ¿verdad? Eso tiro por tierra toda su investigación.

– Bueno, eran dictadores- al principio nadie se quejó por poderle pegar un tiro a un hijo de puta.

– Pero luego nos volvimos blanditos¿no es cierto, doctor?- hace una pausa que no espera respuesta. En cuanto vislumbra una no le deja meter baza y sentencia- sabe que por su culpa, ahora tenemos un montón de Adolfitos con su bigote ridículo y bien repeinados pululando por ahí? ya no podemos dispararles en la nuca o nos convertiríamos en ellos ¿sabía eso, doctor?

-No- baja la mirada y el público se lanza como un lobo, a la yugular. Entonces el regidor retiene a la turba para que no molesten a los anunciantes. El doctor queda como un reflejo de lo que era, un cuerpo sin vida, el clon imperfecto de un recuerdo.

LaRataGris


Piezas del congreso

21 enero 2016

Piezas del congreso


Mundo de colores

18 enero 2016

Dejó los pinceles sobre la mesa y su mundo desapareció. La realidad era tan aburrida, carente de reinterpretaciones que la hicieran crecer. Allí, fuera de su infinito de colores, no era más que un humano pequeño, una mota de polvo.

Sus manos empezaron a temblar asustadas, sus ojos, empañados, le suplicaron que recuperase sus herramientas- y, -sus labios agrietados intentaban ordenar el torrente de ideas que golpeaban su cabeza- y si mientras nos alejamos destruyen nuestro interior.

El pincel volvía a bailar entre sus dedos- yo- era una palabra tan difícil de sacar. El exterior rugía hambre, existían compromisos previos- yo- obligaciones, trabajo, sumisión- Yo- se pintó una sonrisa de color verde- yo….ya comeré. Ahora quiero pintar, estar vivo en el desorden de trazos mal dados. Mi mundo necesita crecer- y de un portazo abrió la puerta al país donde quería ser enterrado.

LaRataGris


Timo piramidal

14 enero 2016

Timo piramidal


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 240 seguidores