Y Alicia entro en mi vida

Alicia tumbada en su cunita juega con los sueños, entreteje el manto de noche sobre su cabeza y en cada estrella que borda están escritas las horas a las que quiere dormir. las escoge al azar y se enfada si no quieres jugar con ella cuando ha decidido.

Alicia es tan pequeña que se ve enorme. Hay que protegerla, alimentarla, llevarla de paseo y llorar con sus lágrimas o reír en sus labios. Alicia es la cosa más bonita que me ha pasado nunca, (Su madre sabrá perdonarme), y desde hace tres días que no entiendo cómo es posible haber vivido hasta ahora sin ella.

Antes de nacer ya le dediqué varios dibujos.

Uno sobre el parto, cuando me asustaron en las clases pre-parto y lo quise reflejar, ahora sé que la cosa puede ir a peor, que me quedé corto y que algún día volveré a dibujarlo como en realidad es, no juegan a ser dioses son carniceros disfrazados, no hubo que lamentar nada pero no fue gracias a los “doctores”.

Dogmatización de la ciencia

 

Otro fue un día antes de que me dijeran el sexo del bebé, después de escuhar mil veces si sabía que qué iba a ser me animé a hacer una predicción y ahora cuando la cojo entre mis brazos sé que acerté.

Ni lo se ni me importa

 

Alicia nació el ocho de septiembre de dos mil ocho y sé que aún le quedan muchos bellos dibujos por enseñarme.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: