Mucha suerte

2 diciembre 2019

-Mucha suerte, Maia. No gires en la dirección equivocada y sonríe, pero no demasiado.

La ropa sexy, sin provocar, en la vida alegría, sin ser alegre. La medida justa, sin rebasar el vaso de testosterona.

Que tengas mucha suerte y sobrevive a la polución del hombre. Por si acaso no camines sin mascarilla aislante, sin espray antiviolacion. Ovula como un hada.

Deja de reír en zonas seguras, sonríe siempre, baila cuando se te pida, deja de hacerlo si pareces una puta.

El mundo es maravilloso si lo pintas de colores, pero que sean pastel y sutiles. Podemos autoengañarnos y ser felices, se feliz, feliz, feliz y no te mueras por el camino que a veces tienen que enseñarnos.

No seas complicada, se complaciente con tu macho.

-¡No!

-¿Qué?

-Que no. Que la culpa es tuya. Sonreiré, reiré, me equivocare, pareceré una puta, te enseñare el coño y bailare como me de la gana. Si intentas tocarme la culpa es toda tuya y yo haré justicia ya que la justicia no existe.

LaRataGris


Códigos

25 noviembre 2019

Hay un lenguaje nuevo, se sirve del antiguo y desgastado, lo dota de un significado distinto.

Es un código horrible, apesta para los puristas que, hace ya demasiado para recordarlo, rompieron los normas establecidas para imponer los suyas.

Suena moderno y efectivo cuando es usado por pieles tersas e imparables. Se prepara artificial entre arrugas que quieren ser edades que ya no habitan; lo mezclan con lo que fue tendencia, lo pronuncian con acentuada entonación, convirtiéndolo gomoso.

Con el tiempo será mestizo, normal y a batir, como todo código que viene a comerse el mundo.

Así es como nos repetimos, en formas para evitar la evolución. No queremos ir cada vez un poquito más allá en los nuevos significados.

Necesitamos más verbos y menos adjetivos, aunque no busquen esa dirección.

LaRataGris


¿Dónde las flores?

18 noviembre 2019

Alguien podó los árboles, arrancó las flores, … blanqueó el fascismo.

Limpió su cuerpo de mastín portador de rabia, lo disfrazó de democracia y gritó

– ¡Esta es la nueva alternativa!

Ni tan siquiera se molestaron en reciclar las viejas ideas, lo rancio de siempre. Dejaron que copularan a su antojo, sobre un cadáver violado ya demasiadas veces. Les parecía preferible lamentarse después, llorar como argumento de lo que no intentaron defender.

-¿Por qué?- Se preguntaran demasiado tarde- ¿Qué hacemos?- Cuando ya no pueda haber respuesta.

Se enrocaran en la tristeza sin darse cuenta de que solo habrá una solución al problema, la de siempre.

-¡Al fascismo se le combate!

El viejo eslogan gritado más fuerte que nunca, con más urgencia. Incluso cuando todo parezca fallar.

Resistiremos. Plantaremos árboles, flores, donde solo quisieron un desierto.

Fuck vox y tra tra

LaRataGris


Cariño programado

5 noviembre 2019

Era un muñeco precioso, de mil detalles: sus ojos verdes, la nariz juguetona, la media sonrisa, el pelo, los brazos, la forma de sentarse y su millón de complementos: ropa, mansión, casa de vacaciones, palacete, pisito, coches, moto, avión,… comida de plástico, caviar, champan y unas velas.

Al apretar su barriga te quería con una voz aguda y sin tonalidad alguna. En su pecho derecho habían grabado una petición de fidelidad, en el izquierdo no tenía nada. Exigía abrazos y caricias de una forma sistemática, cada tres horas te recordaba que estaba allí dispuesto a ser amado, achúchame.

Nick era el muñeco favorito de todo el mundo, la gente tenía, como mínimo, uno por casa, uno por persona si se lo podían permitir, para evitar los celos.

Se le trataba a cuerpo de rey, el protagonista de todas las historias, tu consejero si lo necesitabas. Podías preguntarle cualquier duda moral aunque, en realidad, él tenía un discurso constante. Te miraba con sus fríos ojos de monigote, mientras tu rodeabas su cuerpo inerte, anegado en sollozos entrecortados. Jamas movería un dedo por ti, por mucho que te amase.

Encerrados en aquel mundo la gente, cada vez más, estaba necesitada de alguna palabra, un gesto que los llenase de esperanza.

Fue entonces cuando la compañía lanzó a la venta la serie dos K, con un brazo articulado que cualquier usuario podía manipular para obtener el gesto adecuado. La vida volvía a brillar

LaRataGris

vacas


Gruñidos

29 octubre 2019

Había muerto la lengua.- ¡Larga vida a la neolengua!

Resistía un sonido extraño que las antiguas convenciones nos permitían definir como gruñido.

“un gruñido es si, dos no, tres hambre,…”

Una luz señalaba el nuevo camino, un instinto que se oponía al natural nos hacía bailar. Sonreíamos y cantábamos por que la vida se definía como fantástica, siete gruñidos y medio.

-Cualquier tiempo pasado…-gruñían defensores de lo viejo

-El futuro por describir, vuestra queja constante por los formas- respondía la modernidad- Construid con nosotros- Ventitres gruñidos, merecerá la pena cada uno de ellos si sirve para pensar.

Grrr.

LaRataGris

Grr grrr, grr.


El tesoro medio

8 octubre 2019

Era su primer día en el negocio familiar. Sería un igual a su padre, idéntico a su abuelo.

-Tengo tanta suerte-

Se sentía afortunado de ser hijo de un hombre tan importante. Tenía muchos amigos, los había visto caer, se pudrían de hambre y ganas.

Él se sabía especial- Soy clase media y lo voy a aprovechar – su papá estaría orgulloso.

Recibió el gancho que su abuelo entregó a su padre el primer día, le prestaron un carro hasta que pudiese conseguir el suyo propio y salió con una sonrisa a revisar todos los contenedores de la ciudad.

Eran como cofres del tesoro a los que a los que los pobres no tenían acceso, por no tener la llave que les otorgaban a los emprendedores. Él, en cambio, era de una clase privilegiada, no un vago sin remedio, tenía el futuro resuelto, igual que también lo tendría su hijo.

LaRataGris


Explosión de alegría

30 septiembre 2019

Explosión de alegría

Pura lógica.

Cada cosa en su sitio, con el número adecuado de pasos, las sumas y las restas, el tiempo medido y, sin embargo, una explosión de caos y alegría se desata cuando juegas a todo lo que te gusta. Del desorden construyes, creas…me haces tan feliz.

Contigo aprendo a volar en línea recta, a torcerme si la razón dicta diversión.

Conquistamos fortalezas, preparamos zumos fabulosos y, “mentrastant”, nos vuelan la cabeza con laberintos matemáticos de difícil solución. Edificamos mundos de mil formas distintas, exploramos, ponemos en órbita canicas y bolas, saltamos como Jerónimos al infinito,…

Vivir a tu lado es una aventura fantástica que no quiero que termine nunca jamas.

LaRataGris

P.D. Como se que no te gusta te he escondido un beso detrás del dibujo, para cuando seas grande y lo necesites, no hará falta ni que lo pidas.