El ingeniero

22 agosto 2016

La maquina había empezado a ir un poquito más lenta. Parecía tener los engranajes oxidados tras tantos años de buen servicio, como si estuviese a punto de morir.

-¡No puede parar!- gritó el operario dos mil treinta y siete -iLlamad al ingeniero!-

Encendidos por el terror en su voz todo el mundo comenzó a correr sin orden aparente, insuflados de un salvajismo descomunal. Con sus trajes reflectantes parecían rayos de luz sobre el fondo gris sucio, casi negro, de las paredes.

-iVamos!-, volvió a gritar,-si se detiene la fisión sera inminente.

-¿Dónde esta el ingeniero- el revuelo era generalizado- ¡Buscadlo! ¿¡Ramon!?- Repetían el nombre mientras el caos se apoderaba de los trazos luminosos. Se entrecruzaban dentro de la fábrica, removiendo cualquier piedra donde se hubiese podido esconder Ramón. No hubo suerte. El ingeniero estaba tan lejos en el momento que había previsto, que respiro tranquilo al ver la noticia de las muertes. Ya llegarían las explicaciones, decir que era inevitable y que el hizo todo lo que pudo por salvarse que, al fin y al cabo, era lo único que podía hacer.

LaRataGris


Hambre y libertad

19 agosto 2016

Hambre y libertad


castración emocional

16 agosto 2016

la castración emocional es una novedosa técnica, muy valorada por las empresas de este siglo. Aunque, en realidad, es tan antigua como el ser humano. Lo verdaderamente revolucionario es que actualmente se sirve de diferentes productos químicos que la hacen más efectiva.

¿Ha sentido alguna vez que odia su trabajo? ¿Qué estaría mejor en casa, con sus familiares y amigos? ¿Con su gato? ¿con su perro? o tal vez ¿en soledad? ¿siente que está perdiendo su tiempo en un trabajo repetitivo y sin sentido?

La castración emocional soluciona estos y otros problemas. Deje de sentirse una nota de polvo en el universo, sea esa mota y alégrese por ello. Sentir amor, odio, indiferencia,…olvídese de las necesidades y podrá avanzar en una profesión que, sin ser estimulante, no le invitara al suicidio. Viva como marcan los tiempos que corren. Sea un vegetal automatizado y crea que el futuro es multicolor. Castre sus emociones.

LaRataGris


Los artistas de verdad

12 agosto 2016

Los artistas de verdad

Guía de lectura de la historia Vota Charlie, a la que pertenece esta Los artistas de verdad


Herramientas y expectativas

9 agosto 2016

La empresa se compromete a suministrar las herramientas necesarias para que el trabajador pueda realizar su faena. Este recibirá: un bolígrafo, una hoja de papel y un orinal a compartir entre toda la plantilla.

Con estos elementos el empleado ha de realizar maravillas y conseguir unos buenos dividendos para el empresario.

cualquier desviación a la baja de la producción sera achacada al trabajador y se le preguntara por problemas familiares para exigirle una pronta recuperación. Cualquier crecimiento sera celebrado con palmaditas en la espalda. Evidentemente, gracias al plan de la empresa, subiremos y se le entregara un folio más a modo de recompensa, para que no tenga que seguir haciendo filigranas al rellenar el primero. Esta muestra de confianza conllevara un aumento de los labores y el consiguiente incremento de la riqueza.

La empresa agradece el pequeño esfuerzo que se le exige al trabajador para estar a la altura de las enormes expectativas depositados en él.

LaRataGris


Toda la vida

5 agosto 2016

Toda la via


Paraíso para uno

2 agosto 2016

No podíamos permitirnos el paraíso, al menos no todos a la vez. Sorteamos una semana y, a piedra, papel, tijera, decidimos quien comenzaría el primer turno. Mamá preparo la maleta en una milésima de segundo, antes de que cambiasen las reglas y su triunfo fuese revocado.

Los que nos quedamos lo hicimos soñando oler los flores de un Edén artificial; perfecto, lejos de nuestros rutinarias vidas. Mirábamos con recelo a mi hermana, en un año seria la próxima afortunada. Parecía ser la más feliz de los tres y aún así no la odiábamos demasiado porque eramos personas civilizadas.

Cuando mamá regreso llena de vitalidad la escuchamos absortos, intentando paladear cada uno de sus recuerdos. Sobrevivimos haciendo nuestras sus experiencias, fingiendo que no quedaba nada para las que de verdad nos pertenecerían.

Hicimos una piña, en dos años mi paraíso sería real por siete maravillosos días. No iba a matar a la tata, no forzaría que mi semana llegase un poquito antes.

LaRataGris


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 273 seguidores