Jaulas para niños

22 junio 2018

Jaulas para niños.

Anuncios

Muchas posibilidades

21 junio 2018

Muchas posibilidades13


Coar de caza

18 junio 2018

Todavía no era demasiado tarde cuando el Coar salió hambriento de su madriguera. Hacia rato que la luna danzaba en un cielo aún por oscurecer. Su estómago lo empujaba para que no se preocupase de los últimos rayos del sol, necesitaba salir de caza.

La vida de la noche se cubre de sombras y sigilo. El Coar espera agazapado a que cualquier animal, algún bichito, se delate con el crujir de las hojas secas.

Impaciente, no sabe como, deja pasar un no demasiado apetitoso escarabajo. Le pide a sus tripas que tengan una paciencia que en realidad le es desconocida. Aparece un peligroso Razzpa, un pequeño y apetitoso Smircol.

“Los smircol”, piensa, “son un buen cebo para algo más grande”

Lo sigue atento y, cuando salta la Codorsil el hace lo propio sobre ella. Se lleva una buena presa a la madriguera mientras el Smircol agradece la suerte que ha tenido por ser como es. Por años seguirá confiando en la fortuna, sin prepararse para, cuando en una época de hambruna, sea un manjar delicioso. Vive el momento por que de algo hay que morir.

LaRataGris

Disfruta de Las Horas Muertas


Vivir las horas muertas

14 junio 2018

Vivir las horas muertasPor fin puedes conseguir el “Vota Charlie” en Lektu, a traves de la editorial “Las horas muertas”. Todo en un formato muy respetuoso para los alérgicos a los acaros del polvo. No te lo pierdas y disfrutalo.


Cuando no sea nadie

11 junio 2018

Un día no seré nadie. Levantaran mi piel muerta y arrugada, la pasearan a la luz del sol. Le hablaran como si fuera un bebe y yo, con los reflejos reducidos, responderé con una sonrisa perdida y una mirada infinita.

Ya no sabré quien soy, quien fui. ¿Me habré transformado en algo inerte y sin valor?

No encontrare revoluciones, los sueños me serán ajenos un día, otro día que no es hoy.

LaRataGris

Aprovecha el momento


La apariencia lo es todo

7 junio 2018

La apariencia lo es todopolítica


La llave escrita

4 junio 2018

El cuento no era gran cosa, quizá por eso era tan buen cofre. Una historia de príncipes y princesas, de corte clásico. Ella: meliflua, enfermiza; él: gallardo, apuesto, salvador.

No aportaba nada a la realidad excepto una pequeña llave escrita. Ningún adulto era capaz de distinguirla, incluso a algún niño se le escapaba que en la frase “… Era un canalla veterano en mil refriegas” Justo allí, se escondía la llave.

Era la presentación del malo, malísimo. Resulto ser más progresista que los buenos.

Al leerlo de forma rápida y apresurada se desdibujaban las palabras y, sobre los páginas del libro, se formaba una pequeña puerta por la que solo cabía un cuerpo de pequeño. Necesitabas imaginación para poder abrirla pero quien la veía ya no podía cerrarla.

LaRataGris

puertas a otros mundos