Dif…iguales

18 septiembre 2019

Dif...iguales

 

Vota Charlie

Anuncios

En predicción del futuro

14 septiembre 2019

En predicción del futuro

.P


ABeCe

12 septiembre 2019

-Compadre-dijo C-¿Cómo coño conseguiste currar con Carmen?

-Seleccionaba siete señores – contesto S- simplemente solicite servirle.

-Pero para pasar- entró evidentemente P– ¿preparaste pruebas? ¿Perfeccionaste…?

-¡Calla! ¡contesta!- Señalo a cada uno en momentos parecidos

-Soy suertudo, supongo. Simulé ser superior.

-¿Cómo?

– Solo salió

-Muy Modesto, mamón. Me matas mientras mientes. Maldito mentecato.

-¡Silencio! ¡suenas soez! Si sigue salpicare sus sesos sobre su sillón.

– Mierdosa memez.

-Calma, camaradas.

-Pasa, permíteles pelear. Puñetazos, pellizcos,… patearos, putos pendencieros.

-Como contrincantes caeremos, como compañeros creceremos.

-Pero prefiero perder peso para permanecer. Partid permanentemente, pereced por preservar puestos.

-iSientate! ¡Silenciate! soliviantador, seamos sensatos.

-Claro.

-Solo somos… ¿sumamos?

-¿Veintitrés?

-¿Treinta y dos?

-Si

-No

-¿Quien quiere queso?

-Letras locas

-¡Abecedarios, armaos!

-Posteriormente paz, primero pelearemos.

-Guerra.

-unidad.

-Padecéis prisiones parecidas pero predicáis prohibiros, pensad papanatas. ¿Preferís perder? ¡Pelead!¡Pelead!

-¿Irónico?

-Mezcla.

– Disolución.

-Sumad siglas.

pero ni en la aparente unidad del abecedario lograron encontrar las palabras adecuadas, cada letra pensaba unicamente en su parcela del diccionario.

LaRataGris


Subversiva

10 septiembre 2019

Subversiva

l


Llena de magia

7 septiembre 2019

Llena de magia

Es un terremoto lleno de magia, que lo impregna todo de amor y felicidad.

Ya no puedo contar tus alegrías ni con los dedos de ambas manos, mi pequeñita.

LaRataGris

 

 


De regreso

7 septiembre 2019

De regresoda


El terror del héroe

4 septiembre 2019

Allí estaba frente a la bestia más terrorífica que te puedas imaginar, Elgar el magnífico. Su coraza estaba hecha añicos sobre el suelo de la gruta, ya no portaba escudo, también destrozado, ni empuñaba arma alguna. Se encontraba desnudo, paralizado, atrapado por un pánico atroz y desgarrador.

Con un esfuerzo sobrehumano, para que sus músculos respondieran, giró sobre sus propios pasos, ocultándose entre las rocas, aprovechando cada sombra para que la formidable criatura no pudiese poner fin a su huida.

Fue un retorno horrible, siempre mirando sobre su hombro, midiendo cada paso. Por fin llego al pueblo que había jurado defender.

-Entonces, ¿no eres el héroe al que le pagamos un adelanto?- le gritó el poeta.

-No- respondió avergonzado-. Solo soy un hombre sin fuerza, uno como vosotros, con vuestro mismo miedo.

Armados con piedras, viéndolo débil, se lanzaron contra el otrora paladín. Golpearon entre cien hasta derribarlo, gritaron, bebieron su sangre y, enardecidos por la victoria, avanzaron como un solo ser vivo, dispuestos a enfrentarse a su profundo terror.

Era más grande que cada uno de ellos por separado, más poderoso, pero nada podría contra su furia, se habían comido el corazón del guerrero y ahora ellos eran el héroe…

LaRataGris