Gobiernos de colores

Cuando la URRSS cayó los buitres se lanzaron sobre sus restos. Para toda la prensa, para la opinión en general, era un fracaso del comunismo en toda regla. -El obrero es tonto y no puede gobernarse- esa parecía ser la conclusión lógica e incontestable. El problema era la palabra gobierno, el pueblo se dejo llevar como si fuese un capitalismo cualquiera.

De repente, el mundo conocido, aquel que los occidentales veneramos como único y verdadero, quedo en manos del capitalismo. Otro gobierno que a la larga también tendría que caer por su propio peso.

Curiosamente los síntomas de anquilosamiento, de pesadez e injusticia son los mismos, el sistema se rompe pero no tiene donde ir. Ha despreciado durante demasiado tiempo a su enemigo y al quedarse sólo sus mandamases no saben donde refugiarse. Por eso pretenden salvar su dinero, contratan arengas en los medios y gritan- no os preocupéis por vuestras ideologías, todas son respetables si trabajáis por nosotros, por nada… nadie dice que el capitalismo ha demostrado su propio fracaso por lo mismo que paso en el antiguo bloque comunista.

LaRataGris

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: