Nuevos dioses

Murió un sueño y la gente quedo aterrorizada por si seguían cayendo el resto. Se perdió la esperanza y las fuerzas dejaron de servirnos, se hacía imposible seguir arrastrando el mundo. Levantaron altares al miedo, a la estupidez y al autoengaño. Los oráculos agitaban sus báculos de poder mientras creaban catástrofes para que los dioses actuales y sus héroes de plástico pudiesen salvarnos.

El nuevo orden encogía nuestros pasos, borraba antiguas huellas y dibujaba caminos, hasta ahora inexistentes, para que todos pudiésemos llegar a los templos de culto oficial.

La vida se había encerrado en jaulas de silencio y estábamos aterrados por lo que los salvadores, creados para nuestra tranquilidad, pudiesen hacernos. Estábamos solos en una ficción malvendida a oportunistas de la cobardía.

Sustituimos una religión por otra, una cruz de madera por una linterna con pilas, un televisor, balón de fútbol o cualquier objeto que nos diga que todo sigue girando en la misma dirección… preferimos ese pavor controlado a tener que explorarnos y descubrirnos luchando por ser nuestros propios dioses.

LaRataGris

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: