Que hablen

Ahora que por fin he muerto dicen que no hice todo lo que pude, que mis palabras sumaron más que mis pasos y que llegando a la mitad de mi camino seguía viviendo su mundo decadente. Es cierto que primero me lloraron, que cumplieron con todos los rituales de venerarme y alabar hasta la más insignificante de mis pequeñeces pero, la vida continua y los estáticos tienen que aprovechar a los muertos recientes para poder comer algo de carne fresca. Yo, poco a poco, me voy desvinculando de todo lo que fue, dejo que llenen sus polémicas y mientras tanto me dedico a seguir con lo mio, escapar con rumbo y sin esperanza.

Hace frío en el infierno y nadie ha venido a decirme que programación siguen los autómatas autóctonos. No es que me importe, en mi nueva no-vida quería continuar con los errores de siempre, los que hasta ahora me han hecho feliz a pesar de las críticas y alabanzas. Como única herencia cuatro lineas desgastadas de tanto haberlas dicho- seguid quedándoos donde os guíen vuestros pasos, llegar a ninguna parte es mejor que asumir sus prisiones y, lo que en realidad son, sus revoluciones para justificarse.

LaRataGris

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: