Entre crisis

Marc era un superviviente. Cada crisis se volvía pequeño, respiraba de forma pausada y dejaba que su organismo quedase en estado latente hasta escuchar el regreso de las vacas sagradas. Dormitaba días, meses o años antes de volver a sentir la fragancia del dinero. Entonces regresaba con hambre de comérselo todo.

Conoció a Dalma entre crisis. Nada había cambiado desde la última caída del sistema pero, la maquinaria, buscaba vías para subsistir. Ofertas anticrisis, créditos para chucherías y el dinero negro… ella apestaba a despilfarro, la última juerga antes de volver a tropezar.

Marc aún se estaba desperezando con el tintineo de las cajas registradoras cuando Dalma llegó entre todos los compradores. Se paseaba contoneando las tarjetas de tienda en tienda. Compraba montañas de insignificancias para poder perder las baratijas más inútiles e irresistibles en un suspiro. El centro comercial hervía de gente como ella; sin poder pagar se endeudaban para escenificar una escapada de la miseria. Los peones más desfavorecidos sonreían a la masa vacacional tras el mostrador, con cuerpo de pocos amigos. Marc paladeó la piel forrada de joyas de Dalma y quiso saborearla para toda la vida. La invitó al banquete caníbal de sus cuerpos y juntos se compraron una casa, ropa adecuada y muchos y excesivos lujos. Se arrastraban hasta el próximo bache, se empachaban de capitalismo soñando que siempre podrían fingir lo que no tenían, que eran pobres circunstanciales, esporas apunto de germinar para dejar atrás su no-vida.

LaRataGris

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: