Memorias de mosquito

No hay nadie más en la habitación; yo y un mosquito. El me narra como, con su forma insignificante, consiguió toda la sangre que quiso.

 

Memorias de mosquito

 

Dice el mosquito, no un insecto cualquiera, un bicho instruido, cultivado, de palabra elegante y convincente, un mosquito como no los hay que nos recriminó- …pues no soy solo yo, al menos no unicamente yo. También mis hermanos, incluso mis primos tigre, por pánico que os cause, tenemos hambre, queremos comer, necesitamos alimentarnos y tenemos derecho a subsistir. ¿ no veis que somos parte de la cadena trófica, que sin nosotros se tambalea el ecosistema? Es importante que dejéis de odiarnos, que nos permitáis hacer sin restricciones…por el bien de todos, eso es incuestionable.- Evidentemente hubo muchos otros blablaes, aquí se transcribe solo parte del discurso. Se gestaron infinitas frases con sentido, argumentos y palabrerías que, al que más al que menos, convencieron de abrir de par en par las ventanas, no manotear y compartir un poquito de vida aunque fuese un algo doloroso.

 

LRG

 

– Menudo sin sentido- le espeté- quien sería tan estúpido como para haceros caso solo por que si.- pero no hubo respuesta. Se alejó su pequeño zumbido sin que yo llegase a comprender que en esa historia una cucaracha me habría hecho entender mejor la sátira política. Pero no había tiempo para pensar, mi país me necesitaba.

 

LaRataGris

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: