Viejos dioses

Los dioses, los pobres dioses, se aburrían en sus templos. Ningún humano les rendía culto, no inventaban épicas batallas en las que ellos eran los protagonistas principales. la eternidad empezaba a ser gris en los grandes salones del cielo.

Ellos tampoco estaban para grandes gestas, aunque inmortales eran lo suficientemente viejos como para solo vivir en los lejanos recuerdos, tantas veces explicados que ya eran bastante aburridos. Por eso organizaron un gran banquete, para volver a darse a conocer ante los terrestres. Los rapsodas, los bardos, que tuvieron el privilegio de ser invitados se encontraron con pieles arrugadas y frágiles huesos.

“Tiempos mejores vivieron los dioses”, escribió uno de ellos.”Cuando las maravillas se daban por supuestas y no había que ganarse el respeto. Con organizar un opíparo festín era suficiente para que se forjaran las leyendas con sabor a hidromiel. Que lejos se les ve ahora, que pequeñas sus proezas bajo la lupa de la razón”

LaRataGris

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: