Caminar libre

No ha pasado ni un sólo día en su vida en el que Fermin halla sido libre. Aunque el se sintiese capaz de hacer cualquier cosa que quisiera lo cierto es que estaba atrapado. Era una prisión amplia, en la que no se veían los barrotes, en la que el mismo se condenaba a no salir de su pequeño mundo. Si hubiese decidido alejarse se hubiese topado en algún momento con alguna pared.

Por había sido tan importante el cambio- Esta es tu celda- delimitaron sus cuatro paredes, le mostraron la realidad y ahora él, consciente, podía trazar un plan con el que huir.

Se sentó en un rincón oscuro. Su cabeza bullía de ideas locas y estúpidas. La venda había caído, él buscaba la manera de volver a colocarla, tras tantos años preso podía intentar levantarse pero prefería el engaño.

LaRataGris

Recuerda que si te pillas un “Vota, Charlie” y me avisas te lo llevas dedicado digitalente. Consiguelos en: Payhip  o en Comic Square

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: