La brillante armadura

Se sentaron juntos para estar a kilómetros de distancia. Espalda contra espalda pero cada uno conectado a una red diferente. El uno era un yakuza para quien el honor de la familia estaba por encima del crimen cometido, el otro un caballero de armadura oxidada y misiones rápidas.

El mundo externo no era nada, la vida se limitaba a la pantalla y a la barra de progreso.

-iSi!-gritó Fu Noname.

Ert arrancó los ojos de la pantalla, los asesinatos continuaban en ella mientras el miraba ojeroso a su amante. Los parpados le caían de puro cansancio. Habían pasado siete años atrapados hasta que el logro de Fu los saco del trance.

-Bri llan te ar ma dura- señaló la pantalla

-Bo ni ta- Respondió el yakuza, haciendo gala del mismo lenguaje empobrecido.

Parpadearon de forma rítmica , apretando fuertemente la mirada durante un minuto. Fuera del juego fue una eternidad infinita. Entonces volvieron a sus respectivas partidas y cada uno le preguntó a su guía que camino tenia que escoger mientras, el soporte vital, seguía manteniendo el espejismo de realidad.

LaRataGris

*

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: