Demasiado Tarde

Entonces apareció como el reflejo de algo que había sucedido, igual que los recuerdos en el cine. Con un color matizado , semitransparente, plano como un fantasma.

Aunque su mirada estaba perdida en el infinito parecía vigilar sus ojos, cargados con todo su pasado.

-Yo- balbuceo la imagen-, me hubiese gustado estar a tu lado.

Entonces desapareció en el paladar, como un sabor agridulce, como ave de paso.

-Ojala hubieses estado- musito la realidad, sin apartar la mirada del hueco que acababa de dejar.

Tuvo que pasar un rato antes de que reaccionase, un instante de siete años y siete días. Tiempo para que se fuera consumiendo en la tristeza.

En el exterior el mundo cambio mientras que el seguía siendo un esqueleto frágil, que se arrastraba para descubrir la nueva realidad.

-Si tan sólo pudieses ver todo esto, si me lo pudieses mostrar con sus ojos – dijo justo al morir, un segundo antes de empaparse del mundo por primera vez, demasiado tarde.

LaRataGris

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: