Invernaderos humanos

Plantaron huesos en el jardín, cabezas, brazos y pies. Cuerpos enteros desmembrados, mezclados buscando la belleza de solapar lo mejor de cada uno. El fuego volatilizó los deshechos, hizo nubes de humo que llorarían la masacre desde el cielo. Los carniceros regaban el improvisado huerto, abonaban la tierra mientras esperaban ver crecer las plantas de los muertos.

Los primeros árboles dieron fruta de corazón. Bombeaban su sabia roja y espesa. Luego el resto de órganos, respirando acompasados, caminando las piernas, los dedos haciendo cosquillas al recolectarlos. De aquella cosecha salieron siete individuos aptos, adaptados a las necesidades del patrón.

Alentados por el éxito, los matarifes, compraron más terreno, más materia prima, más de todo. Escogieron mejores especímenes, aclimataron los campos, construyeron invernaderos para no tener que depender de los caprichos de la gente real, sus verduras eran más dóciles y baratas.

LaRataGris

Anuncios

4 Responses to Invernaderos humanos

  1. silvia dice:

    Ufff ese día dejaré de ser jardinera. jejeje

  2. silvia dice:

    Vale, toy deacuerdo… mientras me kamuflaré, por si akaso… jiji </:P

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: