Recuerdos de mi parto

No es ningún secreto que, para muchos, proezas como las realizadas por nuestra siguiente invitada eran necesarias y, en cierta manera, inevitables. Los tiempos están cambiando y para la industria en general era absurdo mantener ciertos estereotipos a costa de su producción. Cuando Esther decidió cambiar la manera de criar a su futuro hijo dio el primer paso de un camino que otras tantas mujeres decidirían seguir inspirándose en su hazaña…

Buenos días Esther, ¿cómo te sientes?

Un segundo, por favor…

Para esta humilde periodista es todo un honor que me mande callar mientras ella acaba de amonestar al meritorio. Tiene movimientos secos, denota seguridad y…

Cuando quiera.

Claro, disculpa…estaba creando un poco de ambiente aprovechando…voy.

Buenos días Esther, ante todo muchas gracias por concedernos esta entrevista. Me consta que eres una persona muy ocupada.

Si, la verdad es que mi trabajo como recepcionista me quita mucho tiempo. Siempre hay gente entrando y saliendo del edificio y tienes que ponerles buena cara aunque por dentro estés cansada. Es algo duro estar siempre al pie del cañón pero por otro lado es muy gratificante el poder sentirme toda una mujer realizada.

¿Te gustaría llegar a ser una importante ejecutiva o eres suficientemente feliz con lo que ya tienes?

Claro que me encantaría. Quien más quien menos tiene ese sueño en la cabeza y la verdad es que me sentiría muy feliz de poder lograrlo. Pero es algo que me planteo a largo plazo. Ir subiendo poco a poco y con suerte en tres años me habré convertido en un ejecutivo sólo que con tetas jejeje

La verdad es que te miro y tienes razón, incluso haces chistes de tetas. Me sorprende que hallas captado de una forma tan marcada el comportamiento de los machos, podríamos decir que es parte de tu estrategia?

Efectivamente, para mi era muy importante poder sobrevivir en este mundo. Ser competitiva, poder llegar a lo más alto. Eso sólo lo podía conseguir luchando con sus mismas armas. Los estudie, su forma de ser, de comportarse…incluso hay momentos en los que me olvido y le toco el culo a las secretarías que pasan con el café…jojojojo

Y dime, sigues teniendo relación con el padre, se implica en la educación de tu hijo que piensa de todo esto, de tu revolución, de tu forma de entenderlo todo

Recuerdo que cuando le dije que seguiría trabajando hasta el final me ayudo mucho. Entre los dos buscamos la manera de que esta situación, un tanto anómala, que es un embarazo y la posterior crianza del niño, no me afectara demasiado. Lo hablamos mucho. Es un hombre que quiere mucho a su niño, siempre que no esta muy cansado se ponen a jugar un poquito. Por supuesto que en seguida estuvimos de acuerdo que ni el ni yo deberíamos abandonar nuestras carreras, son demasiado importantes como para ir jugandose el puesto por cualquier tontería.

Dime, como decidiste tomar este camino, que se paso por tu cabeza?

Bueno un poco todo lo que te contaba antes. Yo no quería ser esclava de nadie y por eso me dedique en cuerpo y alma al trabajo. Si he tenido que hacer horas extras las he echo sin rechistar, he llegado la primera, me he ido la última…siempre, no sólo desde mi embarazo, he intentado enseñarle al mundo lo bien que me podía desenvolver en este tipo de entornos.

Y que te parece que muchas mujeres te hallamos tomado como una referencia, te gustaría que a partir de ahora todo cambiase, ha sido una experiencia positiva?

Mucho, desde luego yo volvería a repetirla. Si me he convertido en un ejemplo y la gente ahora ve este camino como una nueva opción, me doy por satisfecha. De todas formas todos están muy concienciados, la verdad es que ningún momento me he sentido un bicho raro por hacer lo que hago. Todo el mundo que se acercaba era para decirme lo bonito que era lo que estaba haciendo por las mujeres. Un poco fue la antesala de todo lo que vino después a gran escala; los medios de comunicación, las entrevistas… se puede decir tranquilamente que mi parto ha sido una bonita experiencia.

Hablando de esta experiencia, es verdad que hemos oído mucho hablar de ella por diversos medios, siempre desde la admiración a tu labor, pero podrías explicarnos con tus palabras que es lo que realmente paso, como fue el desarrollo

Por supuesto que te lo explico, faltaría más. La idea fue surgiendo un poquito sobre la marcha. Al principio no había ningún plan ni nada parecido. Lo único que tenía muy claro era que, para mi, era prioritario que mi puesto no quedase desatendido o en manos de una cualquiera sin la preparación adecuada. Hubo algunos meses que se me hicieron un poco cuesta arriba, sobretodo los primeros con todos los vómitos, los mareos…pero tenía muy claro que quería trabajar hasta el final, que el embarazo no me impediría ser toda una mujer realizada. Por eso cuando veía que no podía aguantar más me exigía seguir para delante, no desfallecer. Ya tendría tiempo de ir a un hospital cuando llegase el momento. Y más o menos ese momento llego sobre el octavos mes. Ya estaba echa una foca, había perdido totalmente mi figura y me di cuenta de que ya no podía seguir así. Me veía fea, no podía apenas moverme y eso estaba afectando a mi rendimiento…tenían que sacármelo lo antes posible. Sólo que no quería perder días, la idea de ir a un hospital y no poder hacer mi faena me consumía así que llame a mi ginecólogo para ver que solución me daba…

Y entonces te convertiste en la primera mujer en exigir un parto en horas de oficina…

Exacto. Decidimos programar una cesárea para un miércoles, que son días en los que hay menos faena y todo puede ser mucho más fácil. Recuerdo que al principio hubo muchas dudas con el tema de la anestesia, no queríamos que me dejase demasiado atontolinada por que claro entonces no hubiese podido contestar el teléfono o transcribir algunas notas al ordenador y bueno ya sabes…si eso pasaba todo el esfuerzo no hubiese servido de nada. Al final todo fue muy bien. El doctor Ocaña es una eminencia y sinceramente te digo, creo que sin el no hubiese dado a luz, mi cuerpo no estaba preparado y sin su ayuda esta experiencia tan bonita no hubiese terminado de una forma tan positiva.

Hay mucha gente que ya conoce esta historia, que sabe lo mucho que te has esforzado pero, pasado este furor mediático que es lo que ha sucedido. Tuviste que coger la baja, supongo o tal vez la cogió tu marido…cuéntanos un poquito como ha sido vuestro día a día después de dar a luz

Evidentemente ninguno de los dos la faltamos al trabajo, no están los tiempos que corren como para hacer tonterías. Yo hice un poco de reposo en mi mismo puesto, allí sentada podía seguir con mis quehaceres….

Entonces el niño? Lo tienes por aquí? Te lo trajiste al trabajo?

No, por favor, como lo voy a tener aquí, sería un incordio. No, todo esto ya quedo solucionado durante el parto. Aprovechando la hora del café un enfermero me entrego un cuestionario para saber a quien se lo debían llevar para que yo pudiese recuperarme tranquilamente y posteriormente seguir con mi vida normal. La verdad es que todas las propuestas estaban muy bien por que podías elegir que te lo cuidaran los familiares, el estado o una entidad privada…fue una difícil elección.

No sabía…

Sí, la verdad es que son cosas que nadie te dice. Cuando vas a tener un niño todo es muy bonito, que si comprarle ropita, preparar el cuarto, proteger las esquinas…pero quien lo cuida mientras los papis están ocupados? Nosotros tuvimos la gran suerte de que rellenando un simple formulario pudimos atar todos los cabos, no quiero ni pensar que hubiera pasado de no existir esa pequeña ayuda.

Podríamos ser un tanto indiscretos y preguntarte que es lo que señalaste

Claro, no es ningún secreto. Si hubiese sido por mi hubiese marcado la guardería privada. Creo que de cara a su futuro hubiese sido la mejor opción, sobretodo si quiere ser médico o político, ya tendría bastantes puntos ganados. Por desgracia era demasiado dinero para nosotros y no nos lo podíamos permitir, no sin renunciar a unas merecidas vacaciones, la tele, los mismos regalos del niño… a ver como le dices a un niño pequeño que para reyes sólo le puedes comprar un par de cosas. No, al final optamos por las otras dos, dejarlo en una guardería pública, intentar complementarlo con algunas actividades extraescolares para que su currículo fuera ganando consistencia y el resto de hora para sus abuelos. Sobretodo el fin de semana para que mi marido y yo podamos descansar de toda la semana y…bueno tal vez, poder buscarle una hermanita jajaja

No me digas que ya estas buscando a la parejita?

Bueno, no es nada seguro pero a mi me gustaría poder tener el niño y la niña. Y, si se pueden llevar poco mejor para que puedan jugar entre ellos. Mi marido aún no lo sabes pero seguro…si una parejita estaría muy bien.

Muchas gracias Esther, ha sido todo un placer charlar contigo y si quieres añadir algo para acabar, por nosotras ya estaría todo.

Ha sido todo un placer, agradezco que hallas sido tan profesional. Y a las mujeres que quieran ser madres animarlas. Ya no es tan esclavo, tenemos leches artificiales para que no se nos caigan las tetas, tenemos gente preparada para cuidar de nuestros hijos…No tenemos que renunciar a nada ni nosotras ni nuestros maridos…Gracias.

LaRataGris

Escribí esta historia por algunos comentarios sobre este dibujo

menos guarderias más conciliación familiar

Y aunque al final la deseche esta noticia me la ha devuelto a la cabeza.

Anuncios

6 Responses to Recuerdos de mi parto

  1. silvia dice:

    Mu cierto…como no keremos ser esclavas de un hombre, lo somos de 3 millones de hombres, por pone una cifra… Mira ratita, esta piba me ha kaido mu mal jajaja
    Eso sí, lo menos me ha gustao es la noticia esa… Ufff No kiero ni pensarlo!!!

    • laratagris dice:

      Un descastado seguro, no se si tendra hijos pero si los tiene no ha estado con ellos ni cinco segundos el muy malaje…y ella, el periodista que le dora la pildora y la sociedad que le rie la gracia son a veces y por desgracia demasiado reales…ains

      • silvia dice:

        Sip, tan reales como nuestra amerikknización, lo digo porke allá, las multinacionales, en los mismos curros tienen guarderias, médicos y todo lo ke haga falta pa ke el/la currante no falte a su puesto ni 5 segundos, no tiene excusa ni escapatoria, o sea, lo ke le enkanta a la invitada esta… y por supuesto, en estas guardes enseñaran a los niños a obedecer a los jefes, y no a los padres… Ainnsss ke feo…!!

      • laratagris dice:

        va, cualquier guarderia, colegio, instituto…es conductista, no les enseñaran a pensar en ninguno…mmm puede que sea verdad, tal vez es americana, de arkansas o algún sitio peor…pufff jajajja

  2. una que espera no haber motivado con sus comentarios dice:

    rata: es muy bueno tu dialogo, me rio por no llorar, junto con la noticia es un paquete muy fuerte. Ustedes los europeos, hay que admitir, que van a la vanguardia del progreso ajajaj por aca entre la prole las cosas no son asi, aunque ya se asoman los nuevos tiempos…
    ya sabé
    s que me gusta tu trabajo. un abrazo.

    • laratagris dice:

      Jajajaja, no fueron tus comentarios los que motivaron la historia, no te preocupes. Por aquel entonces me dijeron palabras un pelín más fuertes y encima no me dejarón responderlas, mi obligada no respuesta fue lo que motivo esto más que los comentarios ajenos…y desde luego no los tuyos jajajajaja
      Los eurofeos estos se visten de modernidad con palabras de la grecia clásica y ni siquiera se paran a mirar el resto de historia…ains que mundo este, no copieis este comportamiento que bastante mal legado os dimos ya.
      Gracias por lo del gusto salud y un abrazo para ti tambien…chau chau una

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: