Renacer físico

Cuando llegó a mayor, a una edad cansada y rígida, no supo continuar. Todo lo que había hecho pesaba demasiado en su espalda, lo aplastaba contra el suelo y le impedía jugar.

Intentaba tener un mismo ritmo y se quedaba sin respiración. Necesitaba renacer en un cuerpo más joven, poder saltar de nuevo hasta la luna como había hecho hasta hacía bien poquito.

Buscó en todos los libros una cura milagrosa para la vejez. Consultó a brujos, magos y hombres de ciencia… cualquiera que pudiese darle una solución. Pero se olvido de los niños. Ellos sabían como no crecer, como brincar y divertirse… eran lo que el quería ser y no se le ocurrió preguntarles.

Hasta el más pequeño sabía que eran pocos los que llegaban a la luna de un salto; que algunos subían por una escalera o montaban torres con sus bloques de construcción, lanzaban sus muñecos para que luego les explicasen lo que habían visto o simplemente la dibujaban del color de la noche…cualquier niño, por pequeño que sea, sabe que hay mil caminos diferentes, que si no haces algo es por que prefieres vivir una excusa.

LaRataGris.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: