Compra chicle

la carpeta de compra se iba llenando cada vez más de basura comercial. El correo electrónico se iba quedando sin espacio, escondía las cosas importantes. Compra, una bola cada vez más grande, ahogando las palabras de amigos y familiares. Compra, cosas que ni te van ni te vienen. Compra, solo por que ya lo hiciste antes. Una vez compraste un chicle de menta en almacenes Onorato: donde te lo vendemos mas barato.

Compra, se lo compraste a tu sobrino, dejaste el número de teléfono, el e-mail para que constara en la base de datos, que te pueden bombardear a spam, que entras en el sorteo de un castillo medieval en la vieja escocia, te dijeron. Eso fue hace diez años y sigues en la jodida base de datos.

-Oiga- intentas que el comercial que llama cada día razone- Que yo ya estoy muerto, que no me interesan los derivados del petroleo, ni los libros que explican como convertir el agua en vino. No quiero saber el uso y origen de los PVC desde la era industrial, no necesito ningún muñequito de los cromos que regalaban con los patatas sabor melón. por favor, déjenme en paz.

Compra chicle, se escucha al otro lado

-Si lo hago ¿dejareis de agobiarme?

Por supuesto, responde con una sonrisa más allá del teléfono y los dedos cruzados, compra.

Y compras chicle y sigues en la base de datos.

LaRataGris

Anuncios

4 Responses to Compra chicle

  1. Efectivamente así funciona nuestro cerebro gris y los “nuevos cobradores del frac”. Buena reflexión. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: