Danza

2 febrero 2021

A veces danzan dos colores. Se entienden a un nivel que ningún otro pigmento conocerá, se entrelazan como dos amantes salvajes.

A veces quieren que juegues con ellos, susurran palabras con las que pintar.

Entonces mi mente se vuelve un tercer color, pierde el mundo de vista y solo hay baile.

A veces la felicidad es un algo fugaz y divertido, un matiz de seda que merece la pena ser respirado.

A veces…

LaRataGris