Quimeras en habitáculos ojos

18 febrero 2020

Habitantes de sus ojos: Un loco, la bruja, libertarias, dragones,… Habían construido ciudades enteras que funcionaban, ¿ingenuos?, con trabajo duro, solidaridad, compromiso.

Pero, ¡ay, desgracia!: el ser humano destruye, encarcela, se autolesiona fingiendo bienestar. Le pidieron, le exigieron, que se normalizara. Que no dejase vivir a las quimeras.

-Arrancaré mis ojos- les prometió -. Seré un ciego sociabilizado, creeré la mentira.

Y, sin embargo, la verdad ha arraigado. Se revolucionan sus fantasías que no quieren morir. Sus ojos tienen un brillo especial, un algo que no podrá esconder. Contagian optimismo que tildan de pueril, pero por el que vale la pena luchar, educar en un mundo nuevo y no en la derrota de una ruina.

LaRataGris


Llégame pronto, final

11 febrero 2020

Algo más deprisa, llevame final sin que las comas me retengan. ¡Que empiece la carrera!

-¿Preparados? ¿listos?… – Suena un disparo de fogueo y los Competidores se lanzan a la lectura.

Lectores de todas las nacionalidades toman aire y se sumergen en un mar de letras escogido por la organización. Casi sincronizados giran la primera ola y, de repente, alguno empieza a alejarse del grupo en la segunda página.

Los más veteranos se queden retrasados, reservan fuerzas para el clímax final, prefieren ir surfeando en el tocho sin sentido.

En cabeza, sin reducir la velocidad, los favoritos derrapan sobre unos puntos suspensivos.

-Un accidente en la mesa cuatro.

La jueza señala la infracción, retiran el libro al que, con demasiado ímpetu en el giro, le ha arrancado una página esencial para la trama. El nadador se la intentaba comer cuando le pillaron. Señalado por los restos flotando sobre el libro, lo expulsan de la biblioteca, con una sanción para las próxima competiciones.

Parece que once tiene algún problema. Dobla la punta de la página por la que va y se levante dirección a boxes.

Su entrenadora, hermosa mujer escandinava, se acerca preocupada. Podrían ser las almorranas, que ya le hicieron la vida imposible durante las pruebas clasificatorios.

Atención: nos comunican un cambio sustancial en la mesa nueve. Su lector, un gran espécimen, coge velocidad y, como si solo hiciese una lectura en diagonal empieza a avanzar en lo que parece un sprint final.

Mesa tres parece despertar del letargo y decide no pararse en las comas, se los come mientras lo lee todo con signos de exclamación, monosilábicamente, pero llega tarde. Nueve le saca al menos cincuenta páginas, esto parece que sea un paseo para el murciano para el que no existen los vocales.

Ya se veía con el diccionario de oro. se lo entregaría la ene minúscula, venida desde el cuartel general de la R. A. E. para hacer los honores.

Algunos se dejen caer perdidos, se duermen sobre el libro sabedores de que la derrota es evidente cuando, de repente, cinco, de forma inesperada, vuelve a estar en la competición. llega buceando, sin que nadie lo vea hasta que es demasiado tarde y pone punto y final a la lectura, dejado a nueve saboreando un triunfo que no llega.

-¿Qué método ha usado?¿cómo lo ha conseguido cuando ya nadie dudaba del ganador? – Los periodistas se agolpan a su alrededor, lo avasallan deseando que la foto lo coja leyendo su periódico.

-Estaba perdido, con la edad que tengo es mi ultima oportunidad de rozar el oro, por eso me salte unos cien páginas para poder coger velocidad. No todo el mundo puede ir a la ultima página y finalizar sin más. Se necesita un entrenamiento especial, una técnica muy depurada, años de lucha.

-Ya lo han escuchado- Narró el reportero.- El campeón del mundo en lectura sincronizada, un ejemplo a seguir.

La velocidad nos da unas alas que somos incapaces de entender.

LaRataGris


El primer poema

3 febrero 2020

Para el primer poema escrito no existían rimas ni musicalidad. Carecía de reglas que lo encorsetasen. Sentimiento y algo de sangre.

Los poetas, no tenían ese nombre, troceaban su ser. Ya llegarían los tiempos de vestirlo todo con razón. En aquel entonces solo era verdad; era volar sin alas, aterrizar sin freno.

Un te quiero susurrado, odiar de forma desmesurada, describir el viento, las estrellas… la letanía de la muerte, un cerezo,… Mamut, alud.

Sin reglas respiraban y exhalaban lo bello y lo terrible. Todo estaba permitido.

-Fijémonos en la estructura, contemos el número de silabas. Ojo con los signos, institucionalicemos la belleza.

Siempre existe quien, carente de alma, prefiere encerrar las ideas en cárceles de normas. Es su forma de destacar, señalando al que libre decide no cumplir las férreas directrices, al que es poeta pero se le ha olvidado sacarse el carnet de manipulador de rimas. Así escribieron un quinto poema y el décimo e infinitos muy correctos, muy de poetas profesionales.

LaRataGris

atentos a la última norma de la poesía nos perdimos en no mirar todo el camino


Revés al

28 enero 2020

.hecha cosa a mal Haciéndolo. Consciente forma de actuando pequeño algo, rebeldía de acto un Como

.cuelen la te no que para cítrico pensamiento y, caminos, ¡Implosión! Inverso estallido un, cabeza la rompan te que insignificantes diferencias, caminos nuevos Buscar

.Prefijados estén ya renglones los que para corta demasiado es vida La. planteártelas al incluso, consecuencias las en pensar sin todo girarlo decidir y realidad la replantearse un, paso un dando revolución una empezar fácil más es veces A

LaRataGris


Fidelidad

14 enero 2020

-…fidelidad, respeto- las palabras empezaban a sonarle a hechizo fallido.¿De Verdad?, pensaba Isabel, ¿hay alguien que de verdad se lo crea?, y olvidaba que hasta hacía poco ella también había estado allí, atrapada.

Es cierto que su cabeza había empezado a buscar una forma de libertad. Ya no le importaba traicionar a aquel hombre al que pertenecía desde que sus padres la vendieron con diez años, ahora con quince ya tenia una vida destrozada que le empujaba a morder la mano del amo.

Le había costado muchos golpes deshacerse del honor, la dignidad de venerar a tu hombre, demasiados golpes que tenía que llorar a escondidas.

Ya no quería sobrevivir a aquel doloroso abrazo. Prefería, necesitaba, morir en libertad.

LaRataGris


Un lugar donde quemarse

9 enero 2020

Estaba hecha de estrellas. Brillaba con ellas y a la vez le quemaban, por eso a veces necesitaba un rincón en el que explotar. Cuando sonreía el mundo giraba deprisa a su alrededor. La luna estaba contenta mientras le escuchaba enredarse en un laberinto de palabras para decir que había amanecido, por eso a veces le pillaba el sol y ya se iba más tarde.

Su respiración era el aliento de la vida y, por ser tan importante, podía ignorar la realidad, construir su propio refugio, donde disfrutar de la soledad de una compañía.

Estaba hecha de luz y fuego, estaba hecha de amanecer e infierno. Lo era todo, incluso cuando se volvía pequeña nada.

LaRataGris


Mucha suerte

2 diciembre 2019

-Mucha suerte, Maia. No gires en la dirección equivocada y sonríe, pero no demasiado.

La ropa sexy, sin provocar, en la vida alegría, sin ser alegre. La medida justa, sin rebasar el vaso de testosterona.

Que tengas mucha suerte y sobrevive a la polución del hombre. Por si acaso no camines sin mascarilla aislante, sin espray antiviolacion. Ovula como un hada.

Deja de reír en zonas seguras, sonríe siempre, baila cuando se te pida, deja de hacerlo si pareces una puta.

El mundo es maravilloso si lo pintas de colores, pero que sean pastel y sutiles. Podemos autoengañarnos y ser felices, se feliz, feliz, feliz y no te mueras por el camino que a veces tienen que enseñarnos.

No seas complicada, se complaciente con tu macho.

-¡No!

-¿Qué?

-Que no. Que la culpa es tuya. Sonreiré, reiré, me equivocare, pareceré una puta, te enseñare el coño y bailare como me de la gana. Si intentas tocarme la culpa es toda tuya y yo haré justicia ya que la justicia no existe.

LaRataGris