Historia inventada de la revolución

1 diciembre 2020

El tres de enero de mil veinticuatro, sin que nadie pudiese entenderlo, cambio el paradigma.

La vida, comprendida como tal, viró y un cometa anunció la buena nueva.

Isaac regresaba a casa, cerca de la posada de los cuatro vientos, cuando un creyente le versó en las ventajas del orden restablecido. Complacido con los palabras abandono sus viejas costumbres en una cuneta y consagró el resto de su existencia a fingir amor y libertad.

Todo parecía funcionar bien hasta que, entrados en el siglo XII, Esteban el hereje quiso desestabilizar los cimientos de la joven iglesia pentaciclomoral. Aparentemente sin éxito. Apresado y purificado por el fuego, el movimiento falló estrepitosamente. Fue desapareciendo hasta que su nombre solo fue una nota a pie de página y una estatua de un señor sentado en un banco, con la siguiente leyenda:

“Este banco está ocupado por un hereje y su Judas. El Judas no tiene perdida y del hereje, el nombre, ha sido pronunciado”.

-Los cambios cuestan- Siglo XXI, recita el pequeño al habérselo escuchado varias veces a su padre-, hay revoluciones que fallan, que no ves, pero al menos permiten reflexionar… si quieres, aunque casi siempre prefieren quedarse con la tontería.

LaRataGris


Antifascista

27 noviembre 2020

Antifascista

j


¿Rey o hada?

24 noviembre 2020

¿Rey o hada?

gira


Piezas de recambio

20 noviembre 2020

Piezas de recambioéxito


Grupo Equis

17 noviembre 2020

¿Recuerdas al grupo equis? ¿los ×-group? ¿los recuerdas por sus canciones?

Durante la pasada década tuvieron dos números uno y medio, en un remix compartido, en la lista más importante de ventas directas del país.

Sus fans eran legión: coreaban los estribillos, forraban carpetas y paredes con fotos y posters; gritaban a su paso y, en poco tiempo, se diluyeron como la sal en el agua. Como si jamas hubiesen existido músicos ni publico entregado. Su recuerdo era como una ensoñación que olvidas al despertarte; tienes una melodía en la cabeza que no sabes de donde viene.

X han vuelto en forma de meme, una foto de la formación original recreando la portada de su primer maxisingle.

MCFlufi al frente, con su tupe eterno y debajo un texto: “Tupe guay”, en letras sinuosas.

Se han hecho virales como los videos de gatitos cuquis. Vuelan de un mensaje a otro, provocan imitadores de medio pelo que se ponen una berenjena por peluquín y se replican hasta perder sentido.

Los primeros visionarios reúnen a la banda frente a enormes pantallas que recrean su actual éxito mientras, un portátil conectado a potentes altavoces, reproduce sus antiguas canciones. Están quietos, más viejos pero con la pose de su foto estrella. Mientras, el público, jalea todos los memes, vitorean los nuevos selfies que se han hecho especialmente pensando en el concierto: bocapato, sexigatita, pensador mirando al infinito y, por supuesto, “Tupe guay”, que se repite en bucle.

Piden bises, y la banda vuelve a salir tras una cortinilla de estrellas, ponen el meme una vez más. Saludan entre el estruendo del reproductor y desaparecen en un fade out . Un atmósfera propicia, con luces estroboscópicas que lo llenan todo.

Mucho ruido que × ha vuelto a la actualidad más absoluta, completamente adaptados de imágenes, nuevos tiempos.

La banda, que jamas tendría que haber desaparecido, regresa para quedarse, para vender camisetas y descontextualizar la realidad a golpe de añoranza y píldoras de recuerdos.

LaRataGris


Perdido

13 noviembre 2020

perdido

 

Política


Poesía trivial

9 noviembre 2020

No hay nada peor para el poeta que verse encadenado a las palabras del hambre, cuando le exigen rectificar una rima y fingir un pensamiento que no le pertenece.

-Vigila cada paso, la dirección y el viento de libertad que escoges- le susurra Pepito Grillo con la fría hoja de una navaja acariciando su gaznate.

-Cuando eres parte de nuestra solvente familia- le recuerda el pragmático empresario- las apariencias lo son todo.

Y el asiente disimulando tristeza, simulando ardor por la pira funeraria.

– Ojala – quiere autoengañarse- resurja renacido como el ave Fenix.

Echa de menos su reclusión voluntaria, no quiere la prisión de un trabajo rimando tarjetas de cumpleaños y eventos varios. Prefiere el cálido frío de su casa, las voces melosas del hogar. Solo se siente un poeta fingiendo amor para que los enamorados compren colores y otros mentiras con las que amar, amad, más allá de lo que el querer permite.

Y finge y sonríe de verdad, esperando que esta vez el fuego no duela.

LaRataGris


Deceso eterno

6 noviembre 2020

Deceso eterno

8E


Oxímoron de la salvación

2 noviembre 2020

Oxímoron de la salvación

éxito


Síntomas

23 octubre 2020

Síntomasç