Grácil Gargantua

16 marzo 2021

Danzan dos gigantes, giran contrarios al mundo.

Mueven sus brazos gráciles como plumas cayendo acunadas por la brisa. Bailan felices, permiten que sus cuerpos se rocen mientras países tiemblan y caen cordilleras.

Dulce placer, piensan los medianos embriagados por el arte. Pagan un salario por asistir en primera fila a la destrucción de su raza.

-Bienvenidos al final de un ciclo- gritan los Vendedores de entradas-. Sonría para la foto final, solo veinte billetes.

De repente fluye la vida, se crea con la cópula salvaje de los gargantuescos seres. Llegaran nuevos bailarines, modificaran el planeta a su ritmo; lo harán propio mientras que nosotros solo podremos chasquear los dedos con el dumdum de sus pisadas. Pudimos ser amigos de los gigantes, pudimos y preferimos la destrucción del espectáculo.

LaRataGris