Uniformados

22 enero 2018

La cara seria, evidentemente, lo más complicado. A la chiquilla le brillaban los ojos vidriosos, se le marcaban los pómulos en un rostro azuzado por el hambre, esculpido en tristeza.

Esa era su mayor preocupación, el resto no sería un problema. Los uniformes esconden los huesos hambrientos, igualan apariencias para que la mentira de la similitud tranquilice a los más pudientes. La imposición de la homogeneidad les eximia de resolver cualquier problema. Las barrigas rugirían la verdad escondida: Todos teníamos que ser aparentemente idénticos mientras nos guardábamos lamentables secretos.

LaRataGris

Ha sido tan cortita que igual te has quedado con ganas de un poco más en:

Payhip  o en Comic Square

Anuncios

Cuarenta ladrones

15 enero 2018

Han pasado cuarenta años como cuarenta ladrones, llevándose gran parte de mi vida. Siempre la que no tiene que ver conmigo, la otra me queda para la eternidad del recuerdo.

Yo que siempre he estado en crisis: Un trabajo alimenticio, poco tiempo libre y un mundo que gira indudablemente a la derecha, contra mi izquierda revolucionaria.

Es imposible realizarse cuando tu no quieres subir peldaños prefabricados de mierda. Necesitas un valle infinito por el que caminar. Allí estaba, siempre intentando construir utopías mientras me lanzaba contra el muro de su realidad, esa cabezoneria era lo que hacia soportable mi derrota, estaba perdido pero consciente.

Por eso pensé: Si esto no es crisis a los cuarenta me voy pegar una ostia considerable.

y llegue con las inseguridades habituales. No me dio para comprarme un descapotable, ni económica ni mentalmente, no podía, ni quería. Tampoco me apetecía liarme con una chiquilla que pudiera ser mi hija ¿Pintarme el pelo de amarillo pollo? ¿Para qué?

Por la ropa siempre he sido bastante hortera, pero no me iba a ceñir unas mallas de cuero, calcetines de dandi venido a menos… En cambio me multiplique en lo que siempre había disfrutado: Mis niños, el dibujo, la escritura,…

Aprendí que las crisis son acordarte de que una vez tuviste sueños que ahora ves imposibles.

Te dices a ti mismo: ¡ya no los cumplirás!, eres cruel e insensible. Yo sigo siendo un soñador y por eso tengo trece años, donde no habitan las miserias. Hace mucho tiempo que entendí que cumplir más no me llevaba a ningún sitio, por eso me mantengo en mis trece, madurando mientras veo al mundo envejecer.

LaRataGris

Si quieres colaborar en cumplir alguno de mis sueños puedes hacerlo en: Payhip  o en Comic Square


Conflictos

8 enero 2018

Hay historias que parecen condenadas al fracaso, Perro y Gato lo sabían. No podían estar juntos por que se lo habían repetido una y mil veces con argumentos similares a los siguientes: “Los chuchos y los felinos sois enemigos acérrimos, tenéis que odiaros”. Sin embargo ellos disfrutaban de su mutua compañía. A Gato le gustaba cuando Perro se tumbaba a su lado, sin importarle cuando el otro le ronroneaba, mientras le mesaba el pelaje. Para ser más exactos le volvía loco y se enroscada un poco más para dormirse con la canción de cuna del minino.

A veces quedaban para tomar algo y charlar. Cada uno se pedía lo que más le gustaba en el mundo. Gato se decantaba por un helado de dos bolas, de limón y stracciatella, Perro horchata bien grande, de la que daba buena cuenta en apenas un segundo. No coincidían en nada más que en su amistad, su enorme amistad, que ninguna diferencia, por gigantesca que fuera, les haría perder.

Pero claro, esta historia, no habla de sus diferencias, que son todas. Permitdme explicaros de una igualdad que desconocían, una isemejanza terrible. Un día en el bar de burrito se acabaron los helados, no había más horchata, unicamente se podía pedir refrescos y solo de naranja- Que mala previsión, Burrito, eres como la cigarra del cuento.- le replicaron al unisono. Ellos jamas de los jamases habían tomado ninguna de aquellas bebidas azucaradas; ni de cola, ni limón, ni, claro, tampoco de naranja. Sin apetecerle demasiado se la pidieron esta vez por echar la tarde en la cafetería del Burro.

Fueron llenando sus cuencos hasta que acabaron con toda las existencias del bar-Solo queda una- dijo el camarero entre risas de pájaro de mal agüero.

Por desgracia el azúcar era muy adictiva en aquella remesa y los dos la quisieron a la vez.

Las peludas patitas de sucio gato callejero y Chucho sin pedigree se encontraren el frio cristal de la botella. Mantuvieron una tensa mirada y se les escapo una divertida sonrisa de complicidad. Ambos querían ser el que sirviera aquel delicado néctar al otro.

-¡Nooo!- gritó el burro encabritado-Sois Perro y Gato, sois enemigos, sois… Sois asquerosamente amables. ¿Es qué no sabéis comportaros como un buen cliché?¿De verdad vais a portaros con respeto y amistad? ¿De nada va a servir la trampa que os he tejido como si fuese una perfida araña?

Los dos amigos lo miraron como si vieran por primera vez a aquel animal que cacareaba como una gallina-¿Por qué..?- no llego a formular la pregunta. El can se quedo embobado, mirando la cremallera que colgaba a su espalda- Tu no eres un burro autentico ¿llevas un disfraz?- Entonces, igual que un zorro al que el granjero lo hubiere pillado con el cuello de un gallina entre los dientes, dio una voltereta en el aire, quitándose el traje a medio camino. Un hermoso ejemplar de unicornio los miró con los brazos en horcajadas, subido sobre la barra del bar .

-No puede ser- se sorprendieron los amigos

-Si- les cortó- Podría haberos fabricado muchos mas helados y horchata, incluso esa mierda de refresco, solo necesitaba usar magia. Pero he preferido gastaros esta broma pesada para demostrar cuanto os odiáis, así somos los unicornios. Pero vosotros…vuestra lealtad…

Pero no les interesó escucharle, ni siquiera se despidieron de aquella hiena. Salieron bien deprisa, buscando otra cafetería. Encontrarían una donde el Barman no estuviese loco y pudiesen charlar algo más tranquilos y, si no la localizaban, al menos darían un divertido paseo juntos por qué, aunque hay historias que parecen condenadas al fracaso, esta, no es una de ellas.

ElPerroPurpura : LaRataGris

Otros animales en: Comic Square o en Payhip


Mueren los artistas

3 enero 2018

¿Mueren los artistas con la edad o se vuelven estómagos agradecidos, que es una lenta agonía insoportable? Tras nacer hechos de creatividad nos volvemos grises motas de polvo, trabajando para el diablo del capital.

Son tan pocos, y tan loables, los que sobreviven a fuerza de dignidad, llenos de orgullo y hambre, son un número tan pequeño…

¡Mueran los artistas! ¡sobrevivan los pusilánimes! Adoremos lo normal, lo repetido, lo insustancial…vivamos el pobre mundo que nos merecemos.

LaRataGris

Apadrine a un artista para que no se tenga que vender, en Comic Square o en Payhip


Mural para la biblioteca del Folki

30 diciembre 2017

 

Este año he tenido la suerte de que me pidieran un mural para la nueva biblioteca del Folch i Torres. Al acabarla los niños y niñas me han regalado un dossier en el que reinterpretaban mis garabatos.

Yo esto tenía que compartirlo de alguna manera por que es de esas experiencias bonitas que a veces te pasan en la vida y, esas cosas, hay que repartirlas por todos los rincones. Casi que yo ya es con lo que me quedo de este año que acaba.

Sed felices

 

mural biblioteca Folch i Torres

 

 

Y nada que ver en Comic Square o en Payhip


Los héroes del pueblo

18 diciembre 2017

El pueblo no tiene héroes. Si que hay quien, en un momento dado, comete el error de idolatrar a cualquiera que ostente algo de poder. Los lideres sobran y es necesario apartarlos.

Pero los enemigos del pueblo prefieren levantar estatuas a semidioses inaccesibles, impermutables,… impresiones en buen papel de una idea fácil de vender y mas sencilla de quemar.

Si todo se desmadra sera sencillo hacer caer estos ídolos de barro, romper su figura y decirle al pueblo-¿Ves? no existen los dioses.- Por eso no hemos de tener héroes.

Y si el enemigo atrapa a uno y nos lo enseña con desdén, con la superioridad de quien tiene la autoridad de su parte, el pueblo lo ignorara, continuara caminando porque una imagen no es un pueblo.

LaRataGris

Héroes del espacio en Comic Square o en Payhip


Las estadísticas inexplicables

11 diciembre 2017

Ya no quedaba nadie que reinterpretara los resultados. La computadora continuaba recogiendo datos, no le importaba que el último humano hubiese caído. Los satélites, a los que estaba conectada, habían captado todas y cada una de las muertes y aún así continuaba recogiendo cualquier cambio que no llegaba. No había duda alguna, no quedaban mujeres, ningún hombre, sobre la faz de la tierra, algo que el ordenador no sabia asimilar. Para su base estadística aquel número reducido a cero solo era una evidencia que alguien, más preparado, tenía que explicar.

Los antiguos fantasmas aún recorrían sus salas desiertas, campaban sobre datos objetivos, igual que cuando solo quedaba un millón trescientos mil o unicamente dos, nada cambiaba para su lógica del trabajo. Con aquellas antiguas cifras hubo quien gritó: “desastre”, otros decían “limpieza”, unos tercero explicaban “ciclo natural”, ” lucha clases”- O es que ¿no veis como solo sobreviven los más económicamente apto?-,….

Aquella ausencia física era tan evidente que hubiese sido cómico ver a cada muerto defender su postura, doblando los tontos por ciento, haciéndolos propios para que se justificase su ideología. Pero eso no sucedería, la maquina continuaría recogiendo cualquier variación que pudiese surgir. Al menos así estaría hasta que la batería auxiliar se agotase totalmente. Aún pasarían años con estadísticas inexplicables y es que ya no quedaba ningún monstruo que reinterpretase los resultados.

LaRataGris

Y estadística pura, un cien por cien de disfrute en Comic Square o en Payhip