Reflexiones de un día- Babolíticos

21 mayo 2011

Babolíticos

Estamos en periodo de reflexión, así que no puedo dar mi opinión. Es ilegal. Hablar es delito, juntarnos es anticonstitucional, pensar es gravííísimo. Me aparto del mundo, me escondo en una cueva y me quedo en blanco…ya les gustaría. Parecen muy ofendidos, no han hecho bien su trabajo y la culpa es del pueblo. Aún así nos permiten la rabieta, nos dejan jugar a revolucionarios y cuando se cansan nos piden amablemente que desaparezcamos, que nos vayamos con viento fresco que ya controlan ellos la situación… igual que hasta ahora.

Señores políticos, alegres vividores, artistas de la verborrea insustancial… hagan caso de sus propias propuestas y reflexionen, opinen, hablen, piensen y, cuando lleguen a la misma conclusión que su país, lloren por lo mal que se lo están haciendo pasar a mucha gente.

Para que les sea más fácil ponerse en situación vivan de un salario mínimo o mejor desde el paro, jubílense a los sesenta y siete, sobrevivan a una sanidad pública llena de recortes, lleven a sus hijos a colegios públicos para los que no llegaron los presupuestos, vayan a trabajar cada día, sin faltar uno solo, levantándose bien tempranito y acabando la jornada bien tarde y no te quejes que la cosa esta muy mal…

Esto es una reflexión, no pido el voto para nadie, no tengo ningún favorito y por tanto no debería influir sobre lo que votas por qué yo no voto.

LaRataGris.


Sinceramente feliz

9 marzo 2010

– ¿Eres feliz?- y me miraste como si te estuviese preguntando una obviedad tal que no merecía respuesta.

– De verdad,- insistí- ¿te sientes bien con tu vida? ¿no hay nada que te entristezca?

– Claro que soy feliz- me contestaste con la mirada de desprecio- Hay cosas malas pero por lo general estoy contenta…La vida es lo más bonito que tenemos…- Y fue la respuesta de tantos, con pequeños matices, me explicaste lo mismo que todos y como a todos asentí con pena.

Miro a la gente, lo que hacen, los sueños que se les escapan por las orejas…Todo parece tan gris que me resultan extrañas sus negaciones- Tal vez, si asumieramos nuestra desgracia podríamos seguir caminando- Pero tú ya te habías marchado… al mismo lugar del que venías huyendo.

LaRataGris


Cosas para hacer un día cualquiera:

26 agosto 2009

Las Matemáticas Del Tiempo.

Suma las cifras del año. El dos, el cero, otro cero y un cinco, estamos a día siete. Le resto el mes, febrero, me he quedado con un cinco, como si el año fuera primero y el día después; cinco y siete, dos cifras, mes dos. Sumo el mes y terminación del año, día siete de nuevo. Combinaciones infinitas de un mismo resultado. Siete por cinco treinta y cinco, menos dos y le sumo, ayer fue seis. Simplemente lo sumo, mañana sera ocho. Entre dos días, entre el seis y el ocho, hoy es siete. Hay tantas posibilidades que me pregunto por qué sólo nos dejan ver el siete de febrero del dos mil cinco. Se olvidan las raíces, las divisiones, las otras convenciones que hacen tan rica la fantasía humana. Nos quedamos con un mísero calendario de doce meses, con semanas de siete días, sólo un año bisiesto cunado en realidad todo se relaciona por encima de lo que nosotros decidamos qué es correcto y qué incorrecto.

Nací el día de la a de la víspera de todos los perros que gruñen una vez. La razón se vuelve extraña ficción.

LaRataGris.