Nocturna para batidora en Mi menor

4 junio 2021

Quebrar


Pollito

2 marzo 2021

Pollito nunca fue el más grande pero tuvo su momento. La gente lo aclamaba, lo quería con locura. Al menos fue así durante el segundo en el que se consume la ilusión, todo lo que tarda en pasar un instante.

Cayó en un suspiro y él seguía con sus historias sin darse cuenta. Habían dejado de ir a los conciertos pero él salía dándolo todo. Presentó un recopilatorio de su primer disco, una grabación no oficial de un directo en el baño de casa.

– Tremenda acústica- Volvió a recopilar, esta vez con las canciones del primer recopilatorio y algún documental para explicar lo mucho que se amaba.

Su mayor logro fue vivir de un momento que había convertido en eterno.

Hubo quien le aviso con buenas intenciones, quien quiso meter el dedo en la llaga y a l que ni le iba ni le venía. Hizo oídos sordos a todos, mientras le quedase algún fan trasnochado que pagase las facturas sería suficiente.

LaRataGris


Despedida (reescrito)

15 junio 2020

Escribe el poeta unos bises para el final de su concierto. La historia de siempre, la que le demanda el público: una y otra vez en bucle, con pequeñas diferencias en el quiebro de la voz, en el cansancio de su cuerpo….

Despedida

Las luces se apagan. Acaba el concierto y los poetas se retiran a sus esquinas. Quedan flotando algunas palabras y el público gritando a coro- otra, otra.

Nadie sale y la petición va desapareciendo hasta que la sala queda vacía. Es entonces cuando el rimador reaparece en la oscuridad y recita un soneto para los arañas y para las cucarachas.

Aplauden los chinches, se emociona el viento, que se enreda silbando entre los poros de la piel. Como una canción desesperada, esta, también se apaga y se respira una vida pequeña, o grande si se deja y quiere.

LaRataGris