La playa

13 mayo 2019

Acabaron la carretera y dejaron un grano de arena junto al mar. Era algo simbólico que recordase que justo allí, por donde ahora pasaban demasiados coches a demasiada velocidad, había existido una playa en la que perder el tiempo.

No lo protegieron del viento, no señalizaron el lugar. Por eso desapareció el insignificante grano. El recuerdo fue una fotografia en color sepia, que es el filtro melancolía con el que tiñen el pasado. Un albúm, en la red social de moda, recopila imagenes para que los mayores puedan demostrar que antes todo esto era playa, y, en ella, eramos más felices

LaRataGris

Anuncios

Vincent Van Gogh

26 julio 2016

El día en que decidieron clonar a Van Gogh para hacer retratos familiares en un centro comercial todo el mundo felicitó a Rick:

«Has tenido una gran idea, muchacho», su jefe estaba muy contento pensando en todo el dinero que le iba a hacer ganar.

La inversión, según había calculado su departamento de finanzas, sería mínima. Además la publicidad y beneficios que obtendría superaba con creces la mísera cantidad que debía aportar.

«Por la compra», se podía leer en grandes letras fosforescentes, «de cuatro tetra bricks de leche consiga un retrato de Van Gogh»

Pero su estilo no era el adecuado. Vincent resultaba demasiado personal. Su trazo, excesivamente raro, no encajaba con el carácter sencillo de la campaña.

Todos los cumplidos iniciales le fueron retirados a Rick, el jefe dejó de estar contento y Van Gogh tuvo que hacer un cursillo para reciclarse. Aprendió a hacer fotografías y dibujar su firma sobre las instantáneas, algo que los clientes sabían apreciar.

LaRataGris.


Cuento susurrado

14 agosto 2012

Hay una historia que no esta escrita en ningún libro. Se cuenta de piedra a piedra, entre muros que separan a los presos de sus familias. Dentro pasas el rato explicando por que consumes tu vida enterrado, son susurros de viento para que no los escuchen los carceleros.

Tal vez mis nietos puedan leer las palabras que quedaran enganchadas en las fotografías mudas, en los silencios de la memoria desaparecida. Puede que pregunten por ese niño que de un salto paso a otro álbum de recuerdos volviéndose demasiado viejo para ser el mismo. Entre medio la guerra civil me arrancó para borrar mis huellas.

Tras los asesinatos de amigos y enemigos, una vez limpios los campos de cadáveres, los exílios de los supervivientes, las prisiones, las torturas, el hambre y el dolor de los que nos tocaba morir lentamente… tras las desgracias, más bien delante de ellas, pintaron una mentira de cielo azul y esperanza. Apagaron mi lucha y la de compañeros con los que soñé soles de noche y lunas libertarias.

Únicamente nos dejaron nuestros cuentos intentando unir el complicado rompecabezas de lo que tan hábilmente había dejado de existir para siempre. Hay una historia que aún esta por inventar. Es la que se forma entre los huecos de la memoria borrada, la que no olvida que matamos pero que también nos mataron, que en las luchas murieron los hermanos de ambos bandos y sólo hubo un vencedor que nos dolió a ganadores y vencidos. Fueron tiempos difíciles de los que llegara un día en el que no habrá demasiado miedo por preguntar.

LaRataGris