ABeCe

12 septiembre 2019

-Compadre-dijo C-¿Cómo coño conseguiste currar con Carmen?

-Seleccionaba siete señores – contesto S- simplemente solicite servirle.

-Pero para pasar- entró evidentemente P– ¿preparaste pruebas? ¿Perfeccionaste…?

-¡Calla! ¡contesta!- Señalo a cada uno en momentos parecidos

-Soy suertudo, supongo. Simulé ser superior.

-¿Cómo?

– Solo salió

-Muy Modesto, mamón. Me matas mientras mientes. Maldito mentecato.

-¡Silencio! ¡suenas soez! Si sigue salpicare sus sesos sobre su sillón.

– Mierdosa memez.

-Calma, camaradas.

-Pasa, permíteles pelear. Puñetazos, pellizcos,… patearos, putos pendencieros.

-Como contrincantes caeremos, como compañeros creceremos.

-Pero prefiero perder peso para permanecer. Partid permanentemente, pereced por preservar puestos.

-iSientate! ¡Silenciate! soliviantador, seamos sensatos.

-Claro.

-Solo somos… ¿sumamos?

-¿Veintitrés?

-¿Treinta y dos?

-Si

-No

-¿Quien quiere queso?

-Letras locas

-¡Abecedarios, armaos!

-Posteriormente paz, primero pelearemos.

-Guerra.

-unidad.

-Padecéis prisiones parecidas pero predicáis prohibiros, pensad papanatas. ¿Preferís perder? ¡Pelead!¡Pelead!

-¿Irónico?

-Mezcla.

– Disolución.

-Sumad siglas.

pero ni en la aparente unidad del abecedario lograron encontrar las palabras adecuadas, cada letra pensaba unicamente en su parcela del diccionario.

LaRataGris

Anuncios

Poema desactualizado

24 mayo 2019

Poema desactualizado

 

f


La herida enterrada

12 febrero 2019

Un rio de hormigas desemboca en un mar negro. Se entremezclan en un caos ordenado, parecen pisarse pero en realidad cada una ocupa un espacio personal. Sus patitas golpean la tierra de forma sutil, inapreciable ni para el duermevela de los muertos.

En varias cunetas los huesos tintinean en silencio. Los olvidados se recuerdan en colectivo, se entremezclan en una sola entidad a la que se le despoja de memoria, que no dignidad. Bajo el cielo, los hijos de los vencidos, no bajan la mirada ante los simios vencedores que golpean su pecho para celebrar tiempos mejores, pasean su hombría con orgullo.

Entre ambos solo el terror a otra masacre entre hermanos. Algunos creen que es un hecho baladí que no les importaría que se repitiera, los cachorros que no vivieron aquella miseria, los hijos de los invencibles, los triunfadores,…los que tienen el olvido por bandera y la estupidez de su lado. No necesitan cerrar heridas que les son ajenas, que les quitarían privilegios.

LaRataGris


La vida lucha

20 noviembre 2018

De una forma extraña la vida continuaba deslizándose incluso a pesar nuestro. Sus mecanismos de defensa, al principio los creíamos inexistentes, se nos empezaban a antojar infinitos. No solo se defendía, más bien parecía un terrible ataque, lento pero eficaz.

Se había parapetado en las mutaciones, primero ligeras e inapreciables, sutilmente cambiaba nuestro entorno, transformaba nuestros cuerpos. Echábamos la vista atrás y ya no podíamos reconocernos. Al final de la guerra seriamos otra especie, habríamos extinguido a nuestros antecesores o moriríamos en el intento, claudicando a la vida. Este sería el reinado del Homo Mortuus.

LaRataGris


Guerra humanitaria

19 abril 2018

Guerra humanitaria

Vuela, vuela


Dos bandos

13 abril 2017

Dos bandos


Guerreros cojos

21 noviembre 2016

-Este- señalo el teniente la masa de cables y tuercas- Este, es nuestro nuevo soldado.

Para el señor Code era importante utilizar términos militares. El creía firmemente que así su equipo, su unidad de combate, lo respetaría mucho más.

– Puede disparar mil hamburguesas perfectamente condimentadas en menos de un minuto. soldado Ramírez- Mario se cuadro mientras veía acercarse al pequeño Code con aire marcial- Soldado tiene usted el privilegio de abandonar la primera línea de fuego, sus servicios ya no son necesarios. Nuestro nuevo recluta le permite licenciarse con honor.

-Pero- Balbuceo como el crio que era- ¿Qué voy a comer ahora?¿Cómo alimentare a mis niños?

-Tranquilícese soldado- le zarandeo sin miramientos- Como veterano de esta guerra siempre tendrá un pequeño descuento para usted y los suyos en nuestra deliciosa carne p¡cada. La patria nunca se olvida de los hijos que han estado dispuestos a morir por ella.

con ceremoniosa parsimonia se saludaron utilizando su mano de visera.

-Señor

-Soldado- Y se marchó a la muerte por inanición, orgulloso del deber cumplido.

LaRataGris