Tonto quien lo crea

18 diciembre 2014

tonto quien lo crea


La versión oficial

21 mayo 2012

Piter encendió uno de sus cigarritos prohibidos, mucho mas suave que las píldoras oficiales que de una sola dosis pretendían quitarle el mono de todo un día. Con cada calada se tranquilizaba por no recibir la sobredosis de silencios. Guardo la pastilla que no se había tomado en un sobre electoral, envuelta en uno de los papeles que habían hecho campaña durante aquel mes. Sin marcar ninguna propuesta escribió sobre la linea de puntos para otras ideas- legalizar la vida.- Sabía que a nadie mas le parecería una versión plausible pero aun así fantaseo con que la lotería le diese la razón.

Hacia frío en la calle donde los ciudadanos del partido aprovechaban las Últimas horas antes de poder depositar su voto en las urnas. Gritaban sus eslóganes mas pegadizos mientras enarbolaban pancartas a favor de su ley. Todos tenían la esperanza de prosperar, que el mayor número de personas eligiese su punto de vista para luego tener más posibilidades en el sorteo.

Piter se dejo llevar por la brisa mientras esperaba la misma hora que todos.- Andrea- llamó- vas a votar?- y fue una forma de romper el hielo, los dos sabían que el voto era obligatorio.

– Pondré algún chiste junto a lo de otras propuestas- Piter sonrió cómplice, sabiendo que el

chascarrillo era un confesión de confianza; los dos conocían la ley, nadie debía salirse de la versión oficial ni en la casilla que ofrecían para hacerlo, era una patraña para contentar a los neolib.

– Quieres una pastilla?- pero el no se sentía tan a gusto como ella y le dijo que ya se había tomado la dosis recomendada, nada de cigarros, lo correcto. Caminaron hasta el centro de juego sin decir nada mas, como si ella oliese la desconfianza y prefiriese callar. Pequeños bombos, imitación del gran bombo neutro, recogían las papeletas del planeta para poder celebrar el megasorteo al día siguiente. De entre todos los papeles uno sería la verdadera versión oficial por cuatro años y nadie la contradeciria si no quería acabar en una cárcel inexistente.

epilogo:

Una vez más leyeron la frase- ser dominado por el presidente elegido por el presidente saliente- un año mas volvían a autoproclamarse, ningún sorteo cambiaba las normas pero nadie decía nada por que por un día habían aparentado reclamar libertad y eso tenia que bastar…

LaRataGris


Mapa de desilusión

22 diciembre 2010

Mapa de desilusión