El terror del héroe

4 septiembre 2019

Allí estaba frente a la bestia más terrorífica que te puedas imaginar, Elgar el magnífico. Su coraza estaba hecha añicos sobre el suelo de la gruta, ya no portaba escudo, también destrozado, ni empuñaba arma alguna. Se encontraba desnudo, paralizado, atrapado por un pánico atroz y desgarrador.

Con un esfuerzo sobrehumano, para que sus músculos respondieran, giró sobre sus propios pasos, ocultándose entre las rocas, aprovechando cada sombra para que la formidable criatura no pudiese poner fin a su huida.

Fue un retorno horrible, siempre mirando sobre su hombro, midiendo cada paso. Por fin llego al pueblo que había jurado defender.

-Entonces, ¿no eres el héroe al que le pagamos un adelanto?- le gritó el poeta.

-No- respondió avergonzado-. Solo soy un hombre sin fuerza, uno como vosotros, con vuestro mismo miedo.

Armados con piedras, viéndolo débil, se lanzaron contra el otrora paladín. Golpearon entre cien hasta derribarlo, gritaron, bebieron su sangre y, enardecidos por la victoria, avanzaron como un solo ser vivo, dispuestos a enfrentarse a su profundo terror.

Era más grande que cada uno de ellos por separado, más poderoso, pero nada podría contra su furia, se habían comido el corazón del guerrero y ahora ellos eran el héroe…

LaRataGris


Despertarse

2 junio 2016

Despertarse

Curioso internauta, como bien te habras dado cuenta esta imagen pertenece al tercer certamen de gente que se fotografía con la idea de salir en un dibujo. Todos se presentarón voluntarios sin saber como acabarían y por eso hay que agradecerles su osadia y pedir disculpas por mi poca pericia. Un fuerte aplauso para ellos y ellas.

Y es con esta imagen con la que acabo la trilogia: Come, duerme, despierta

cuadro_en_casa_de_jesusEstoy muy contento por que a Jesús le ha gustado tanto el dibujo que me ha enviado una foto del lugar de honor que ocupa en su casa. Así da gusto jejeje


Altruista

1 diciembre 2014

Llevaba una camiseta con un cristo del sagrado corazón, un tío con barba, solía llamarle. Sin dinero hasta los más ateos pueden parecer creyentes, si la ropa que donaron a la parroquia lo propicia o si el sueldo justifica los hábitos.

No le daba el sarpullido que esperaba, pero tenía que dar demasiadas explicaciones en cuanto reconocían al personaje famoso, Jesus. Eso si, siempre era una buena entradilla para predicar su buena nueva, ¡ Dios no existe!, que en realidad no era nada nuevo pero si una buena y vigente, urgente, necesidad el transmitirlo antes de que otro incauto picara, ya había demasiada oveja en el redil.

Vicente había empezado a trabajar sin cobrar en una fábrica muy prometedora, le prometo que si lo hace bien, le decían, si no rechista, si cumple, si se plega, si…llevaba ya tres meses así y empezaba a estar harto. El Cristo de su camiseta se había borrado con el sudor de su frente y, dignificado, esperaba que le lanzasen alguna miseria que pudiese roer. Tengo tanta hambre, rugían sus tripas, que aguantare un poco más para ver si compensan mi dedicación y altruismo. Pero la recompensa no llegaba y murió de inanición.

Lo recibieron en la fosa común, vestido con sus mejores galas, su camiseta desgastada y unos pantalones del uniforme que no había devuelto. Algún día, le decía siempre un fantasma que le había tocado como compañero, nos levantaremos como un sólo muerto y expropiaremos los mausoleos, seguro que la gente de los nichos de clase media nos apoya. Pero Vicente callaba por que ya sabía que o se había hecho en vida o, si no, uno se muere y se lo queda como un recuerdo de lo que pudo sin suceder.

LaRataGris