Monstruos reales

12 julio 2022

No es necesariamente de noche donde habitan los monstruos. Ellos se pueden levantar por la mañana, temprano; desayunan y controlan el mundo. Hablan de lo bueno, se explican lo malo y, para bien y para mal, todo siempre les beneficia.

Su aspecto es normal, incluso elegante, han aprendido a joderte con una sonrisa y palabras amables.

Su mejor tortura es hacerte pensar como ellos, que asumas su comportamiento; lo justifiques y lo reivindiques.

Los monstruos pueden habitar a cualquier hora pero, a veces, repiten los esquemas que se les espera para que nadie piense que son reales y no les dejen seguir haciendo de las suyas.

LaRataGris


El camino del escarabajo

10 marzo 2020

Cada mañana el escarabajo se preguntaba si aquel sería el día. Es cierto que no esperaba grandes cosas, había pasado mucho desde que se le rompió el último sueño. Ahora se lo repetía sin esperanza, casi como una rutina: Desayunar, lavarme los dientes, vestirme, zapatillas, deportivas y fingir que aun pienso en el futuro.

Era un robot de supervivencia mecánica.

De vez en cuando la polilla le llamaba para pasar un buen rato. Hacían cosas prohibidas, de forma salvaje, como si el porvenir fuese nada, al fin y al cabo es lo que era.

-Me voy – le dijo la polilla.

Se quedo solo, contando las veces que se movía el segundero del reloj.

¿Cuantas horas pasarían hasta estar oficialmente muerto?

LaRataGris


Despertarse

2 junio 2016

Despertarse

Curioso internauta, como bien te habras dado cuenta esta imagen pertenece al tercer certamen de gente que se fotografía con la idea de salir en un dibujo. Todos se presentarón voluntarios sin saber como acabarían y por eso hay que agradecerles su osadia y pedir disculpas por mi poca pericia. Un fuerte aplauso para ellos y ellas.

Y es con esta imagen con la que acabo la trilogia: Come, duerme, despierta

cuadro_en_casa_de_jesusEstoy muy contento por que a Jesús le ha gustado tanto el dibujo que me ha enviado una foto del lugar de honor que ocupa en su casa. Así da gusto jejeje