Futuros permisos

26 agosto 2022

Existo


Desposeidos

22 julio 2022

Éxito


Ni descanso eterno

17 junio 2022

Quebrar


El mejor traje

7 junio 2022

Aquella mañana se limpió la sangre de la cara y, cogiendo su mejor traje; un chándal que parecía hecho con papel de charol rojo, zapatos de tacón lila, y una diadema llena de flores; salió dispuesta a comerse el mundo.

Pisaba decidida las calles, saludaba a sus vecinos y sonreía. A algunos los conocía del trabajo: venían a pegarle amparados en el secreto profesional .

Por veinte euros podían marcarle el cuerpo, tatuado de cardenales que cada vez costaba más que se fueran, luego no tenían por que decirles nada a sus mujeres e hijos.

Contentos del servicio siempre dejaban una buena valoración en las redes, cinco estrellas y algún comentario positivo. Pegarle era un acto de caballerosidad, una ONG para no hacerla sentir como una mendiga, ella se ganaba su salario. El mundo no podía ser más perfecto para todos, con sólo fingir aceptaban sus propias mentiras y ella podía pasear con su mejor traje.

LaRataGris



Tontos por ciento

15 abril 2022

al levantar


Agradecido

25 marzo 2022

Quebrar


¡Sí!

22 marzo 2022

-¡Sí!

-iSí!- gritan los psicópatas-. ¡Adelante!

Siempre en positivo y quieren que tú también sí. Un sí proactivo, un sí feliz por cualquier cosa o mierda que se disponga.

-¿¡Quieres!?

-iSí!-como yonkis ante su dosis. Con el brillo de sus ojos llorando fanatismo.

Sin conocer las consecuencias, sin pensar -¡Sí, si, sí!

-Te abrirás a un nuevo mundo. Conocerás, aprenderás. Participa.

Es cierto que nunca has querido esas mejoras, que tú prefieres otra vida pero… así has de ser, estar a muerte con lo que te pidan. ¡Sí! Grita una vez más.

Así te educan desde pequeño. Prueba, lo nuestro, aprende, lo nuestro, sigue la senda; claro esta, la nuestra. No reflexiones y Lanzate al abismo con un optimismo desmesurado.

-¡Sí!

LaRataGris


Dormir, despertar

15 marzo 2022

El cinco de mayo María Tristesemblante despertó con la pereza aún enganchada por toda la piel. Se estiró con la tranquilidad de un gato y, por fin, se levantó después de seis años dormida.

Sin amigos ni familiares cercanos nadie se dio cuenta de su desaparición. En el trabajo le dieron de baja sin hacer demasiadas preguntas; a la tercera semana de no aparecer se le envió un burofax que jamás recibió y, tras una muy mínima insistencia, dieron por concluida su relación.

Su cuerpo se Adaptó a la escasa alimentación: restos de insectos caían en su boca, los jugos que arácnidos salvajes dejaban escapar de entre sus fauces; el agua de una cañería con fuga la hidrataba.

Después de tanto tiempo se levantó descarnada, con los labios resecos, pegados entre si. Parecía un esqueleto que había sobrevivido al fin del mundo.

La vida había cambiado. El miedo se había apoderado de la gente tras la última crisis económica. Se habían vuelto adoradores de doctrinas promesa; la fe en un futuro mejor era necesaria para no morir de miedo. El propio gobierno aprobaba los medidas antipánico en forma de falsas religiones que apaciguaban a la gente.

María salió a la calle arrastrando los pies, con la piel blanca reflejando el sol como si estuviese hecha de espejos.

-Hola-dijo con la voz reseca, sin obtener respuesta.

Allí no quedaban humanos que respondieran, solo animales antropomórficos demasiado asustados.

¿Qué había pasado en este tiempo demasiado largo y distinto?

Tras despertar el sueño no podría ser como antes, tras la caída tendría que aprender el lenguaje de los animales para oír y explicar.

LaRataGris


Pobreza llama pobreza

18 febrero 2022

Quebrar