Doblemente enfermo

26 marzo 2019

Siempre era muy educado, peguntaba por todos los males y achaques, escuchaba con mucha atención todas las dolencias de cada uno de los presentes. Se interesaba sobremanera, aunque solo fuera para poder sentenciar con un: “Yo más”. Seguido de una relación de todos sus achaques, enumerados incluso antes de dejar acabar los ajenos.

Un daño remitía a otro suyo, siempre más grave, grande y peligroso.

Quien le conocía, a veces, rebajaba la enfermedad para que el no se creciese, no sea que en algún momento afirmase estar muerto y resultase la conversación de un terrorífico fantasma. Pero él no parecía darse cuenta.

LaRataGris

Anuncios

No estaba muerto

18 octubre 2018

No estaba muertog


El ídolo muerto

9 julio 2018

Antes era diferente. Tocabas para nadie, para una o dos personas; con mil soñabas en el mejor de los casos. Salías comiéndote el escenario, destrozándote la vida por que si no parecía demasiado muerto todo.

Hace tiempo que te has quedado como secundario de lujo, corista fugaz en recuerdo de viejas juergas, de las que nunca se recordaba el final pero si la camaradería del principio.

Colaborador de mirada ausente.

Las casas de discos te mantienen a la espera de que una sobredosis les permita hacer dinero reeditando una discografía que poco o nada ha aportado a la vida hasta ahora.

Descanse en paz, cuando le permita la maquinaria.

LaRataGris

ídolos caidos


Compra chicle

6 diciembre 2016

la carpeta de compra se iba llenando cada vez más de basura comercial. El correo electrónico se iba quedando sin espacio, escondía las cosas importantes. Compra, una bola cada vez más grande, ahogando las palabras de amigos y familiares. Compra, cosas que ni te van ni te vienen. Compra, solo por que ya lo hiciste antes. Una vez compraste un chicle de menta en almacenes Onorato: donde te lo vendemos mas barato.

Compra, se lo compraste a tu sobrino, dejaste el número de teléfono, el e-mail para que constara en la base de datos, que te pueden bombardear a spam, que entras en el sorteo de un castillo medieval en la vieja escocia, te dijeron. Eso fue hace diez años y sigues en la jodida base de datos.

-Oiga- intentas que el comercial que llama cada día razone- Que yo ya estoy muerto, que no me interesan los derivados del petroleo, ni los libros que explican como convertir el agua en vino. No quiero saber el uso y origen de los PVC desde la era industrial, no necesito ningún muñequito de los cromos que regalaban con los patatas sabor melón. por favor, déjenme en paz.

Compra chicle, se escucha al otro lado

-Si lo hago ¿dejareis de agobiarme?

Por supuesto, responde con una sonrisa más allá del teléfono y los dedos cruzados, compra.

Y compras chicle y sigues en la base de datos.

LaRataGris


Mural para el túnel del terror

26 octubre 2016

Mural para el túnel del terror


Más deprisa, Quim

9 mayo 2016

-¿Quim?

-¿Dónde estoy? ¿Quien?

– Eres el Quim y lo has hecho de puta madre, joder, no creí que tuvieses huevos. ¡UUUUU!

La habitación es quirúrgica, pequeña, sin demasiado mobiliario: una mesa y dos sillas. Llena de frío y asepsia.

Quim firma todos los formularios- aquí- una mano enguantada en látex verde la va indicando donde tiene que dejar su rúbrica -aquí- y sin leer va aceptando todas las condiciones-y aquí también, perfecto-. La mano disfrazada estrecha la suya congelada y temblorosa.

-Me duele Un poco la cabeza.

– Es normal- le tranquiliza mientras tira los guantes a la papelera- es el vértigo que provoca todo esto. Pero no se preocupe-le acerca un puñado de papeles- aquí tiene una copia del contrato. Lleve siempre este transmisor con usted para que podamos localizarlo y ya podrá morir tranquilo, incluso de ese pequeño dolor de cabeza-una fuerte risotada lo llena todo mientras deja a Quim solo en la habitación.

Al rato recoge sus papeles, su transmisor y se marcha también.

-Vanessa, este es nuestro amigo Quim. Que se lo pase de puta madre por que hoy va a morir. Hazle de todo.

– ¿Esta todo listo?- Quim le enseña el receptor y Carlo se vuelve loco. Le da un apretado beso en la boca, sujetándole la nuca para que no puede aportarse- Nos lo vamos a pasar de putísima madre. Llama a los chicos.

– Me duele un poco la cabeza.

-Es normal, es el vértigo que provoca todo esto. En Cuanto te pegues el tiro se te pasara-ríe-coge las pistolas que ya llamo yo a estos.- Vuelve a darle un beso, esta vez sin lengua- Va a estar de puta madre tío, de puta madre.

-vale, respira hondo. ¿Qué estabais haciendo?

– Nos lo estábamos pasando de puta madre. Uuuu, él se la estaba follando y justo antes de correrse ¡Bang! se ha volado la puta cabeza, Ua! ha sido guapísimo.

El coche, un Porsche Gtloop, va rápido, rompe varias veces el sonido y aún así la gente de dentro va más deprisa. Los corazones están a punto de reventar, incapaces de soportar el esfuerzo, mientras el mundo es un caracol.

-Dale, que Quim se esta durmiendo, ¿Dónde te la vas a follar? o ¿por dónde?- Todos ríen menos Quim que parece a punto de vomitar- si vas a potar hazlo encima de ella .

-Métesela ahora, mientras vamos contra dirección. Vamos Vanessa te estamos pagando para que Quim se lo pase de puta madre.

-Me duele la cabeza.

-Es normal, tienes el nardo rojo de tanto darle.-vuelta a reír

-Es el vértigo que provoca todo esto, vamos muy deprisa. Anda, para un momento que vomite esta maricona.

– Inyéctale treinta gramos de adrenalina, estabilicemoslo hasta que el volcado en el nuevo cuerpo este listo.

-¿Estas seguro?

-¿claro?- Quim dejó la tostada untada en la mesa, sobre el lado de la mermelada- los chicos me han dicho que no pasara nada.

Dalia hace sonar la Campanilla-ya no quiero más- el mayordomo retira la comida y una sirvienta limpia la mantequilla pegada.

-Oscar dice que ya lo ha hecho antes.

-¿él o solo acompaño a otro suicida imbécil?- El techo es demasiado alto para verlo. Dalia tuerce los labios y arruga ligeramente la nariz. No quiere decirle que no lo haga porque sabe lo que eso significaría, pero se le nota la desaprobación en la forma de moverse, por como respira y como le da un beso para despedirse.

-Este es el contrapunto que necesitábamos. Aquí no expresa dolor de cabeza, se le nota que no quiere hacerlo pero contra ella lo hará.

-Dalia ha venido para verlo todo. Estará mirando cuando te folles a Vanessa y cuando te pegues el tiro tus sesos salpicaran su rostro.

-No lo hagas Quim, no firmes. No sabemos la clase de clon que volverá.

-Vamos, maricona, tu despedida de soltero va a ser la polla. Sin nada de lo que arrepentirte: vivirlo todo, olvidar y empezar de cero. Así que vamos más deprisa, más deprisa Quim

-Les presento al nuevo y renacido Quim, un hombre correcto. Buen empresario, estupendo marido y fantástico gris ceniciento.

LaRataGris


Operarios

1 junio 2015

Justo antes de amanecer, tenemos que darnos prisa, colocamos las piedrecitas del camino. Le damos una nueva capa de pintura al cielo y sonreímos por que estamos trabajando.

La jefa indica la disposición de las cosas. Estudia el mapa de distribución y con una mano señala- allí, árbol. Aquí, casa. Acullá, un coche…

Poca gente nos molesta a esas horas. Tres o cuatro que esperan que les pongamos las calles que necesitan recorrer- ¡Vamos!- gritan porque los que madrugan siempre tienen prisa.

De allende el horizonte llega un operario asustado, aspaventando con las manos- Ahí, ¡Ay!, ahí hay alguien en la nada.- un sonámbulo que se salto todas las medidas de seguridad y se quedo a dormir. A veces pasa.

– ¿A ver quien entra ahora a por él?- todos sabemos que nunca es fácil regresar, por eso cobrábamos un plus de peligrosidad que los recortes se han llevado por delante. Aún así lo echamos a suertes y Manel empieza a ajustarse la escafandra, válvulas sin obstruir y cada indicador al máximo. El tiempo es vital para que no se nos acumulen las bellas durmientes, con más observadores más riesgo de un error.

-¿Preparado?-levanta el pulgar y sonríe. En un segundo desaparecen, se convierten en haces de luz, le hablan pero ya no entiende el pito largo y monótono.

Un sonido metálico lo une a la grúa que lo transporta hasta el filo de la nada. Esta solo. Las cosas esta donde toca, incluso el peligro. Salir de la zona de seguridad ralentiza los movimientos. Manel tarda una eternidad en coordinarse, hay un intervalo de treinta minutos entre paso y paso mientras, el sonámbulo parece despertar. Aún debe tener seis meses antes de que consiga abrir los ojos. Acelera su paso, consiguiendo que su aliento empañe la visera.

Pasan días y noches en los que los operarios construyen y destruyen la ciudad a su alrededor, calculan los pasos que dará durante esas veinticuatro horas y vallan un pasillo para que nadie se lleve por delante al hombre estatua. Pasan las semanas, los meses se hacen estaciones antes de poder tocar al sonámbulo que en este tiempo se ha despertado totalmente y con el su dragón del sueño.

El grito lo detiene todo, nos paralizamos, sabemos a Manel muerto.-Tendríamos que haber estado más cerca.- nos lamentamos- Quizá se hubiese despertado con el ruido de la grúa pero Manel no hubiese llegado a entrar.

Dejamos un vacío donde a partir de ahora habitara la bestia, suplicando que muera de inanición antes de que escape cualquier noche y se lleve a más operarios.

LaRataGris