Peligrosos

2 abril 2018

Retuvieron sus palabras antes de ser pronunciadas. Los encerraron entre cuatro paredes, sin puertas o ventanas al exterior.

Fuera, nosotros, los afines, tejíamos una red de ruidosos silencios, llenas de miradas cómplices, con los que nos indicábamos el camino que cada uno tomaría.

Unicamente gritaban los que, del lado del poder, se sentían seguros de su discurso, un gruñido complaciente con quien paga la fuerza y la convierte en razón.

-Somos libertad- susurrábamos asustados pero sin miedo- somos…- utilizábamos las sombras para movernos porque sentíamos que solo en ellas podíamos estar.

No hay alternativa, la estamos construyendo

LaRataGris

Cucarachas enojadas

Anuncios

Los falsos mesias

11 junio 2014

Los falsos mesias


No soy partidario

26 mayo 2014

Lo reconozco, aunque no paro de hablar, no soy partidario de hacerlo sobre política. Me gusta más una acción directa, aunque muchos de los caminos de la misma estén cerrados. Si transitas por sus sendas a cada paso hay una traba, te obligan a acabar en un callejón sin salida a menos que adecues tu discurso, tienes que decir sus palabras, vacían tus contenidos permitiendo una única justificación al honor- entrare y lo cambiare todo desde dentro- jamas te dejaran llegar, mucho menos cambiar algo, esa es su realidad, permitirte para aparentar democracia pero que nada sea distinto a como esta previsto. Esa, dicen, es la única salida.

Por supuesto que puedes buscar otras formas de hacer, pero irán por ti por ilegal. Unas leyes de su puño y letra justifican que la decencia pueda ser penada. Es curioso que la alternativa sea seguir sus pasos o jugar a polis y ladrones, tu que no eres ni una cosa ni la otra, eres partidario de ningún partido, eres no partidario, eres parte de la política y hay que asumir las consecuencias de tus actos.

LaRataGris


Buscando c

23 mayo 2011

buscando c

Yo soy la alternativa ilegalizada, el sueño marginado, la que juega limpio en una partida amañada. Me ridiculizas por pensar en mundos justos, ninguneas mis palabras, las perviertes haciéndolas parecer cuentos infantiles en tierra de lobos.

-Pierde la inocencia, Caperucita- me sonríes tentador- acepta la tristeza, camina vencida y deja atrás las ilusiones que te ciegan, que te llevan de derrota en derrota.

Siento tus dientes fríos en el miedo de mi cuello, la respiración entrecortada, las orejas atentas, los ojos grandes persiguiendo todos mis movimientos y las garras esperando mi suplica para darme perdón- No puedo vivir en tu realidad. Me ahogas si no soy como tu, me despellejas y dices que tiene que ser así….ya estoy cansada de correr. Ha llegado mi momento.-

Soy una utopía, una quimera a la que das caza para que nadie se contagie de fantasías. Soy la alternativa que enmascaran tus resultados, oculta, despreciada… siempre esperando sin estar quieta.

-Una vez más la alternativa estuvo en la calle-

LaRataGris.