Revolucionadas desde 1886

1 mayo 2019

Revolucionadas desde 1886

En mayo, 1886, los obreros fueron a la huelga y cambiaron el mundo. Feliz día internacional del trabajador

 


Última carrera

4 febrero 2019

ultimamente necesito demasiado ese sueño reparador que de tanto en tanto pide la vida. Mis parpados empiezan a pesar como el yunque que le cae encima al coyote, mi cuerpo deja de responder. Me convierto en un autómata al que se le ha terminado la energia, aún me muevo, aunque más por inercia que no por un deseo real.

Amanezco con ganas de hacer nada, o un poco menos que nada, mientras me quemo a lo largo del día. Nunca la reparación del sueño es total y, aún así, noto que tengo demasiado por hacer, no puedo parar.

Con la poca fuerza que voy recogiendo intento aprovechar al máximo, no es una carrera, no pretendo llegar al final pero si recoger todas mis estrellas fugaces por el camino. Igual solo llego a la mitad, puede que menos, pero marcare mi ritmo… me detengo y cojo fuerzas para llegar donde yo quiera.

LaRataGris


Yo y mis monstruos

31 diciembre 2018

Yo y mis monstruos

 

 

Empieza bien el año con unas cucarachas


Peligrosos

2 abril 2018

Retuvieron sus palabras antes de ser pronunciadas. Los encerraron entre cuatro paredes, sin puertas o ventanas al exterior.

Fuera, nosotros, los afines, tejíamos una red de ruidosos silencios, llenas de miradas cómplices, con los que nos indicábamos el camino que cada uno tomaría.

Unicamente gritaban los que, del lado del poder, se sentían seguros de su discurso, un gruñido complaciente con quien paga la fuerza y la convierte en razón.

-Somos libertad- susurrábamos asustados pero sin miedo- somos…- utilizábamos las sombras para movernos porque sentíamos que solo en ellas podíamos estar.

No hay alternativa, la estamos construyendo

LaRataGris

Cucarachas enojadas


Universo

29 enero 2018

Había, evidentemente, cosas que no entendía. Todo esto del universo, su funcionamiento. No a gran escala, por supuesto en las macro teorías hay un pequeño acto de fe cuando eres un no iniciado. Se perdía en las cosas más insignificantes, las relaciones que hacen girar el mundo, por ejemplo.

Siempre he sido autista en esto del contacto con la gente. Sobrevivo emocionalmente pero cuando veo que todas las personas estan, indistintamente de su sexo, religión o raza, recorriendo idénticos caminos me obligo a preguntarme: ¿en qué me habré equivocado para ser distinto? ¿por que soy el raro? En realidad no me importa demasiado pero la pregunta sigue flotando, al trazar mi propia senda en Zigzag, llegar a callejones sin salida que me obligan a retroceder, coger carrerilla y saltar la tapia, aún con los diferencias ¿Qué me hace ajeno a la corriente?

Incluso compartiendo parte del recorrido se que sera un pequeño trecho, que algún lateral oscuro me atraerá solo a mi.

Al individuo, en este tiempo de manadas, desde cualquier bando, se le ve como un elemento discordante que impide que la masa sea feliz. Los normales prefieren no escucharte, los raros quieren que les ayudes a cambiar el mundo a su imagen y semejanza.

El universo, la vida, gira sin ti, a pesar de ti. Su forma de existir, incomprensible, absurda, genera una pregunta demasiado obvia: ¿cómo es posible que todo suceda sin que nada se colapse? La repuesta no es importante si la realidad ya te es suficiente

LaRataGris

Y también hablando del universo, pero en otro tono ojo: Payhip  o en Comic Square


Al final el principio

27 diciembre 2016

Parece ser que en un plazo máximo de cinco días, si no lo remedia algún cataclismo inesperado, se acaba este año. No es que yo sea muy partidario de echar la vista atrás y comenzar a enumerar todos mis fracasos, tampoco los éxitos, pero, no se por que extraña razón, este año me apetecía.

El trabajo alimenticio es una linea continua, algo abrupta y desagradable, sobre la que no me parare.

En lo artístico, y supongo que este es mi mejor motivo para sentarme a escribir estas palabras, es el primer año en el que he acabado una ilustración de la que me siento plenamente orgulloso. Por fin la miré y pensé esto es lo que quería mostrar. Es una sensación extraña que jamás había tenido antes, y llevo mucho tiempo metido en esto. No quiero decir que fuera exactamente como la había imaginado, fue mutando hasta convertirse en algo especial y eso me hizo pensar que voy por buen camino, independientemente de que luego guste o no.

Además me quite una pequeña espinita, siempre había querido hacer un mural y en esta ocasión he tenido el privilegio de poder hacer dos de ellos. Retomar los pinceles físicos y utilizarlos para manchar una enorme superficie en blanco me ha ayudado a visualizar el espacio de otra manera, he recuperado técnicas que hacía mucho que no utilizaba y he vuelto a ser un niño ilusionado.

También este año ha sido el de varios proyectos interesantes, que me han tenido entretenido y emocionado. Muchas gracias a las personas que confiaron en mi para sacarlos adelante, espero no haberles defraudado.

Estoy aprendiendo muchas cosas nuevas sobre como contar historias, siempre de forma autodidacta, cada nuevo hallazgo me anima a continuar. Las historias me van proponiendo retos que me permitan contarlas con la mayor precisión posible y creo que durante este periodo estoy dando pasos de gigante, algo que me impresiona siendo tan pequeño como soy.

Todo esto, y lo que viene, ya que para mi los años ni empiezan ni acaban, ha sido posible con el apoyo y cariño de los míos. Eso es lo que más ilusión me hace que están ahí y no parecen querer irse.

Ahora mismo ya estoy trabajando en cositas de dos mil diecisiete, un libro de ilustraciones para peques, que si no lo digo reviento 8P, tengo pendiente la revista de Insectos Comunes, que esto ya es de hace dos años y en algún momento saldrá, varios cómics que esperan que tenga un poco más de tiempo…. Es decir que no hay una parón, ni esta reflexión es totalmente valida por que la vida siempre continua.

Aún así quería pararme un rato para agradecerte que me acompañes en el camino. No se si eres de los que están desde el principio o una recién llegada, no importa, seguimos construyendo.

Y en unos días despedimos el año con alguna ilustración, no te la pierdas. Parece ser que en un plazo máximo de cinco días, si no lo remedia algún cataclismo inesperado.

LaRataGris


El Caminante

23 mayo 2016

El caminante, Don Diego de Salazar, pequeño, de cadencia bamboleante; zigzaguea por las calles sucias de la ciudad. Por fin regresa a casa tras empalmar noche tras noche una semana de compadreo con los borrachos locales y dormirse de bar en bar.

-No esquives el camino de regreso- le pide una estrella- Si acabas al borde de un abismo puede que te levantes precipitándote a la muerte.

Pero él ya caminaba en la cuerda floja desde que nació en un orfanato muy cristiano, se pregunta sobre quien se atreve a marcarle los lugares conflictivos- Yo soy quien decidirá con quien me peleare esta noche – grita y regresa sobre sus propios pasos, con la determinación clara y los objetivos vacíos.

-Ojala- le llora la luna- tu cabezonería te llevase por mejores sendas, donde el ciego no es guía y los trayectos no parecen tan claros.

LaRataGris