Caída en capital

30 noviembre 2018

Caída en capital

fgh

Anuncios

El sistema siempre funciona

21 diciembre 2015

Vayan por delante mis disculpas a las putas, sin lugar de dudas un colectivo que me parece más decente que la comparacion que usare en la próxima frase.

¿Es la democracia una prostituta vendida al mejor postor? Sus proxenetas la exhiben sin pudor, ofreciendo sus mieles a cualquiera que quiera catarla- Toca- parecen querer decir mientras ponen sus pechos entre tus labios- ¿acaso no es lo más rico que has probado nunca?

Pero sus tetas flácidas y exprimidas hasta la saciedad ya no tienen leche que nos regale el paladar. Aún así el sistema siempre funciona. Al votar, por encima de cambios o permutaciones que pretendas conseguir, tu voto representa tu participación. Eres parte de la fiesta de la democracia. En definitiva aceptas el sistema. Pero, la cosa no acaba aquí, si decides no votar es que estas contento, quieres quedarte con lo que tienes, aparte de ser un paria repugnante para los que creen tu voto necesario, curiosa forma de pedir ayuda.

Y yo me pregunto: ¿Dónde sueñan los anticapitalistas? ¿dónde los antisistema que tanto gustan a los medios que cubren manifestaciones? Sin voz ni voto somos un lastre para la izquierda, la derecha intenta manipular nuestras actuaciones. Somos los enemigos de este sistema que siempre funciona. Dirán que nos presentemos a sus elecciones si es que queremos cambiar algo y sera por que no habrán entendido nada. Un verdadero cambio jamas seguirá las reglas que ellos mismos reescriben.

El sistema, para mi, no funciona pero seguirá funcionando siempre mientras no encontremos caminos libres de sus condiciones. ¿Votaste para un parche? Yo…bueno, ahora toca caminar.

LaRataGris


En el crepitar de una llama

6 enero 2015

– Lo principal- se tranquiliza a si mismo- es no perder la calma.- La habitación en penumbras tras el nuevo apagón y, si es como siempre, serán mínimo tres días con sus tres noches. Ha empezado a ser tan habitual que la nevera guarda poco que se estropee y en la mesa, siempre, crepita una vela a punto de apagarse.

– ¿Estas…ahí?- Juno suele llegar arrullada por las sombras, demasiado tímida para cualquier lugar bien iluminado. Apoya la cabeza en la pared del rellano, la balancea dándose pequeños golpecitos contra ella. No son los golpes lo que atraen a Oliver, sabía que ella bajaría, siempre lo hace. Se acerca hasta la puerta y sin abrirla apoya la oreja para escuchar- No funciona la tele- nunca se da cuenta de lo que le rodea, la tele funciona o no funciona, el mundo no necesita nada más.

– Tranquila- intenta calmarla- tenemos que estar tranquilos.

Oliver jamas le abre la puerta, atraviesan la pared con palabras de consuelo, con los gestos invisibles. Tiene demasiado miedo a que ella entre y ella calla por que le asusta que el quiera invitarla a vivir.- Tengo una vela- le dice- quieres que te lea la guía de la tele mientras se apaga la llama, puedo intentar poner las voces.- y ella asiente por que sabe, que aunque no la vea, el se la acabara leyendo, convirtiendo el teatro del contacto en algo real.

Juno cierra los ojos y respira hondo- te quiero

– ¿Qué?- pero ella ya ha atrapado su osadía en jaulas de silencio. Al rato el hace por olvidar y comienza a leer.

– programa de las mañanas, líder de audiencia, seguro que hay mucha gente viéndolo con nosotros, creo que la presentadora ha metido la pata hasta el fondo…- y los dos ríen con alguna desproposito.

LaRataGris