Insulto unidireccional

31 mayo 2018

Insulto unidireccionalVolando voy

Anuncios

Imitatatar imperfecciones

26 febrero 2013

Un día le dije a mi niña que tenia que ser mucho mejor persona que yo, no exactamente con esas palabras. En realidad lo que hice fue prohibirle odiar, le exigí no pegar, que no insultara, que no dijese palabrotas y le dije que siempre sonriera, que cantase, que desaprendiera llorar, que a estudiar, que si mujer de provecho, eso era fundamental. Superpersona, especial, divertida, inteligente, adecuada en cada momento. Vamos, un primor como yo nunca fui ni pretendí ser. Igual que todas esas personas de mentira que viven entre el papel y el celuloide.

Quería su perfección a pesar de mi. Olvidando que ella es mi reflejo en el espejo mas incisivo. Que aprende de lo que escondo más que de lo que digo, que imita mis imperfecciones para que yo aprenda a ser de tal astilla tal mejor palo.

Yo quiero ser como ella para que ella sea como yo.

LaRataGris


Pactos de fe

18 agosto 2011

Dios no existe y es una evidencia incuestionable. Si no eres capaz de ver las pruebas al respecto te lo puedes tomar como un acto de fe. Existió un escritor de ciencia ficción muy traducido. Casi todas las religiones lo adaptan a sus creencias, incluso entre algunas, supuestamente antagónicas, esta presente sin ningún tipo de pudor. Los actos de fe sirven para justificar cualquier cabo suelto en su obra magna y en las acciones de sus discípulos. Esto, evidentemente, es una opinión, no esgrimo argumentos ni intento convencer a nadie. Se que sería inútil, que otros lo intentaron y se toparon con un muro de orejas sordas. Sólo quiero pedir poder insultarlos con la paz de espíritu adecuada, utilizar palabras que salen de mis entrañas cada vez que escucho alguna de las sandeces a las que nos tiene acostumbrados las mentes pensantes de estas sectas. Pero, sobretodo, me gustaría pedirles que no se gasten mi dinero ni en el nombre del padre, ni del hijo, ni del espíritu de juanito el de los palotes…

No habló de tu religión, no te sientas más ofendido que los demás, más atacado o peor tratado… me parecéis todos iguales.

LaRataGris


En tiempo de sueños

22 julio 2011

Era un hombre pequeño, casi ridículo, desde luego insignificante, de escasa importancia para la vida de sus vecinos e incluso la suya propia. Nada, absolutamente nada, se detendría si el diminuto ser desaparecía sin más.

Era algo que se lo habían remarcado por activa y por pasiva. Desprecios, olvidos y educados insultos diarios le recordaban tal y como era, una mierda que se secaba allí donde estuviera.

El, que siempre sonreía, jamas perdía los nervios y contestaba con voz átona y aburrida- Es tiempo de sueños-.

Allí se escondía. Entre elfos y dragones se construía un personaje, una dulce fantasía contraría al mundo real. Cada día intentaba pasar más tiempo dormido, alejado de todos los que no notaron que dejaba de volver, que sus ofensas pedían un nuevo punching-ball para hacerles la vida más llevadera.

Al final nombraron a otro don nadie, un alguien prescindible para no necesitar sentir pena por su propio existencia.

LaRataGris.