El túnel

11 septiembre 2017

La entrada había sido acondicionada para que todos pudiésemos pasar, uno a uno, sin empujar, respetando el orden preestablecido.

Aunque siempre había quien gritaba tener más derecho a ser el primero. A ese, si no tenía dinero que respaldara sus argumentos, se le ponía al final de la cola por pendenciero.

Toda la humanidad, incluso la más inhumana, teníamos que entrar en aquel oscuro túnel mal ventilado. Nos apiñábanos esperando, con está esperanza, que todo hubiese sido un sueño. La fila era enorme, llena de familias inseparables y lobos solitarios, todos nerviosos y asustados, siempre así desde que tengo uso de razón. Nacemos y, evidentemente, morimos esperando la salvación al mal supremo. Es la existencia que nos ha tocado y así quieren que la creas, sin reflexiones.

LaRataGris

 

Portada Vota Charlie: Piezas

Sal del túnel por:

Payhip o Comic Square

Anuncios

Venenos habituales

31 julio 2017

El indio Juan había traído tarta de queso, tanta que no se la iban a terminar. La gente se volvía loca comiéndola. Su textura de color, el delicado sabor, se deshacía entre los labios para explotar en mil matices dentro de cada boca.

A nadie le importaba que llevase veneno. Cuando les dijo a todos- He de anunciaros algo- ellos siguieron saboreando, incluso al escuchar -La tarta contiene un potente veneno que os matara en menos de una hora- nadie le hizo caso.

Les describió los profundos dolores que les harían retorcerse por el suelo, las contorsiones que deformarían sus esqueletos hasta quebrarlos, el terrible desespero de saberse inútiles ante aquella amenaza.

La gente siguió masticando, no se sabe si por tomárselo a risa o por esa desazón posmoderno a lo inevitable.

Acabaron hasta con la ultima migaja para que ninguna prueba pudiera recriminarle la inocentada al pobre indio. Luego se marcharon, a descansar para siempre, a la tranquilidad de sus hogares. Todos menos el mendigo que habían invitado para aliviar conciencias ante el inminente final, él moriría como un perro abandonado, en la calle.

LaRataGris

 

Portada Vota Charlie: Piezas

Continua con la diversión en Comic Square o Payhip


El mausoleo electrónico

24 julio 2017

La última foto en el perfil de sus diversas redes sociales fue una gatita calicó, intentando esconder las marcas que había dejado la larga enfermedad en el resto de instantáneas. El animal jugaba con un ratón sonajero, delante un texto rezaba: “marramiau”. Después estuvo varios meses sin actualizarse. Cuando murió…su hermana escribió cuatro lineas para avisar a sus contactos que ya no había emoticonos felices en sus estados anímicos- Nadia, no está.

Las fotos quedaron como un recuerdo imborrable de lo mejor de su vida. La gente, incluso los que menos habían interactuado, dejaron sus condolencias grabadas en dos punto cero, con el pulgar en alto.

El mausoleo quedó abierto, para el paseo de los curiosos y los olvidadizos, que aún tardarían en darse cuenta de su partida.

Siguieron llegando algunas solicitudes de amistad que no fueron respondidas, se le etiquetó en algunas instantáneas en las que, evidentemente, nunca había estado. La vida, fuera, siguió su ritmo mientras que dentro el tiempo se congelaba en los últimos lamentos felinos.

LaRataGris

Portada Vota Charlie: Piezas

 Comic Square o Payhip

 


El villano crepuscular

17 abril 2017

-¿Quieres un te?- La respuesta se hace esperar, no llega, esta muerta. El villano se acerca hasta la única persona que ha querido en su vida. Camina de forma lenta, convirtiendo un segundo en varios minutos, hasta poder llegar a ella. Los años le han acostumbrado a que le tiemblen las manos y que los ojos se derramen por la sequedad, la tristeza es otra cosa que toma los mismos signos para dolerle un poquito más.

Cuando entra la policía le informan de que, con la carrera delictiva que tiene a sus espaldas, tendrán que hacerle la autopsia. Él se queja, sabe lo mucho que la quería, que a ella jamas le hubiese hecho daño, pero también sabe que supervillano una vez y lo eres para siempre , la opinión pública no cambia ni aunque seas viejo.

. . .

-Todo esta bien,- certifica el doctor- muerte natural.

La visten de compinche para recibir a la eternidad, él también se disfraza, metiendo barriga para caber en aquellas viejas mallas. Rechaza la silla de ruedas, camina apoyando un bastón con cabeza de cuervo en la empuñadura. Embutidos en sus trajes aparecen algunos de los héroes a los que se ha tenido que ir enfrentado a lo largo de su carrera delictiva, la vida no les ha tratado mejor, se intuye la edad tras la máscara. Le van dando el pésame, le consuelan cuando se rompe.

-Si hubiese ganado- les dice- Hoy no me considerarían el villano, si os hubiese vencido… Pero ella seguiría muerta. ¿De me ha servido todo el tiempo que he perdido intentando conquistar el mundo? ¿De qué sirve todo lo que hacéis vosotros en vuestras efímeras vidas?

los abrazos y las condolencias siguen intentando enmascarar el dolor.

Tras el funeral regresa a una casa triste y vacía, donde volverá a ofrecerle un te a la nada, como si la chica invisible continuase sentada en el sofá, acariciando al pequeño gato Misifu. Solo que no la vera, le estará gastando una broma, haciéndose realmente invisible cuando más la siente.

LaRataGris


Luces del lago

3 enero 2017

La ciudad era un lago de luz en el que ahogarnos cada noche. Habíamos seguido su rastro replasdenciente como pequeñas y crujientes moscas hipnotizadas por sus haces luminosos.

Siempre había alguien que te prevenía para que no te alejases- Siga la senda marcada, no se pierda.

Toda urbe era construida pensando los caminos. Los altos edificios proyectaban sombras por los rincones potencialmente peligrosos. Condenaban los callejones a la oscuridad más absoluta para que solo su senda fuese visible.

Aunque, si buscabas, siempre podías encontrar esas calles sin salida, donde se amontona a los desheredados, pero ¿quién querría buscar?.

Yo siempre era de los privilegiados. Siguiendo el rastro de las miguitas de pan, era imposible que me perdiese. Yo llegaría al lago de luz y tendría el privilegio de morir asfixiado en el. Yo era uno más, enamorado de lo cotidiano, fingiendo ser el rey de mi vertedero. Por eso no vi venir la caída, nunca se ve cuando te ciega el brillo, artificial, de la nada.

LaRataGris


Guerreros cojos

21 noviembre 2016

-Este- señalo el teniente la masa de cables y tuercas- Este, es nuestro nuevo soldado.

Para el señor Code era importante utilizar términos militares. El creía firmemente que así su equipo, su unidad de combate, lo respetaría mucho más.

– Puede disparar mil hamburguesas perfectamente condimentadas en menos de un minuto. soldado Ramírez- Mario se cuadro mientras veía acercarse al pequeño Code con aire marcial- Soldado tiene usted el privilegio de abandonar la primera línea de fuego, sus servicios ya no son necesarios. Nuestro nuevo recluta le permite licenciarse con honor.

-Pero- Balbuceo como el crio que era- ¿Qué voy a comer ahora?¿Cómo alimentare a mis niños?

-Tranquilícese soldado- le zarandeo sin miramientos- Como veterano de esta guerra siempre tendrá un pequeño descuento para usted y los suyos en nuestra deliciosa carne p¡cada. La patria nunca se olvida de los hijos que han estado dispuestos a morir por ella.

con ceremoniosa parsimonia se saludaron utilizando su mano de visera.

-Señor

-Soldado- Y se marchó a la muerte por inanición, orgulloso del deber cumplido.

LaRataGris


Fugaces

18 abril 2016

La muerte es una palmada en la espalda, un abrazo acompañado de un lo siento, no somos nada. Frases hechas para cuando no hay nada que decir y el silencio es una losa demasiado pesada.

La muerte es un mero trámite burocrático para saber en que sala dejan el cuerpo y donde han de llorar los que sobreviven.

Es un llanto plañidero, un reencuentro de la familia. El explicarse viejos chistes y nuevas anécdotas que estuvieron años olvidadas. -¿quién sera el siguiente!?- se buscan candidatos.

La muerte es un segundo de tristeza para los que pierden un trocito de corazón, un compromiso para los que se pasearon sin roce y poco o nada para una gran mayoría.

seguimos Restando en paz

Me quedo con la última vez que fui a verla. Parecía que tenía mejor cara y nos pidió que le diéramos a su bebe. Le acercamos una almohada que empezó a abrazar y acunar como si fuera su hijo. De repente se puso a gritar: Se le esta cayendo la oreja, se le esta cayendo la oreja. Dejo caer la almohada contra el suelo con violencia. Se la recogí y le dije- tenga, no se preocupe. La Victoria la ha recogido y se la ha enroscado.

Nos tenemos que quedar con esos momentos buenos, si no la vida no te sirve para nada. Ella volvió a acunar a su niño y dos días venimos a verla maquillada, con su mejor traje.

LaRataGris