Mala vida

16 agosto 2022

Al amanecer del tercer día, destrozado por la mala vida, se arrastró hasta la luz del sol. Los primeros rayos le hirieron de muerte y, aún así, decidió continuar. Se le había acabado el combustible y necesitaba más si no quería que su cuerpo colapsara. Paraba a cualquier desconocido para pedirle paliativos pero siempre rehuían un cadáver que ya olía demasiado a muerto.

– Tendrías que pedir una ayuda distinta – le dijo un cruzado de la bondad justo antes de dejarlo tirado, como todos.

Poco a poco su cuerpo fue asumiendo su condición inerte y se tumbó para que alguien pudiese recogerlo ya en descomposición. En el frio cementerio le esperaba una tumba helada, una fosa común para almas desahuciadas, como bien había dicho el cruzado, eso es lo que tenía que pedir ahora.

laRataGris


Cambios

5 julio 2022

No sé a qué edad sentó la cabeza. Cuando aceptó que el mundo era un lugar horrible en el que, si quería comer, tenía que prostituirse.

-La vida es así- se dijo con una enorme sonrisa ocultando su tristeza.- La vida, claro, la prostitución, por supuesto.

Quiero pensar que no fue una justificación, que lucho contra esa mierda.

Al final las contradicciones son los dolores que obligan, no las mil concesiones que te cambian.

Quiero creer que sigue siendo un imbécil inmaduro, que continua con ganas de cambiar el mundo.

No se resigna a un planeta podrido: borra la sonrisa en cuanto nadie mira, llena la tierra de trampas para gente demasiado domesticada.

-Hago lo que tengo que hacer- se dice- y, algún día, moriré pensando que aún necesito esa estúpida rebeldía que me impide ser útil para la sociedad, que me impide madurar.

No se a que edad sentó la cabeza pero me gusta pensar que ese día no ha llegado y con suerte no llegara.

LaRataGris


De espaldas al mundo

1 julio 2022

Quebrar


Elixir Venenosa

7 diciembre 2021

Elixir entró en el bar como si el mundo le perteneciese. Sin ver a los habituales, con la mirada certera sobre una mesa en sombras.

-¿Elixir? un nombre extraño para una chica.

-¿De donde te has caído?- ignoró la conversación casual para llevar las riendas-. La mierda no debería salir del estercolero.

-Soy de aquí, igual que una princesa como tú.

Ella apagó el cigarro sobre su propia mano

– Los de aquí no nos escondemos en rincones oscuros. Somos exhibicionistas profesionales ¿De dónde eres Y qué ostias buscas?

-Soy Indiana Jones en busca del Santo Grial. Soy Prometeo y te traigo el fuego de los dioses.

-Te has equivocado de mausoleo. Ninguno de estos fantasmas te dirá cual es la copa ideal. Para ellos siempre es la última, se la beberán antes de que te des cuenta y el fuego hace tiempo que nos consume sin que ningún bombero sepa apagarlo .

-Entonces he venido a disfrutar del viaje, aunque ya hayas escrito mi final.

-Joe- le gritó al camarero sin dejar de mirar los ojos del extraño- ponle tu mejor veneno, hoy está invitado a su funeral.

-Entonces parece que e si tendré suerte y me llevare una copa.

-No confundas mi amabilidad. La gente como tú no es bien recibida. Tomate el mejunje y largate.

-Estudiare tu propuesta mientras pienso ¿a qué sabe tu elixir si te beso?¿si pruebo tu piel?

-Sabe a hombre muerto. Lárgate y no hagas el imbécil.

Pero no estaba dispuesto a fingir normalidad, Cavó su tumba y escribió su propio epitafio.

LaRataGris


Muertos pequeños

6 abril 2021

Muchas veces preferían jugar a que habían muerto, igual que veían morir a sus padres con la cerveza en la mano y un mondadientes entre los labios. Se quedaban en el bar hasta que las horas los expulsaban y hablaban de lo mal que estaba el mundo, de lo bien que se vivía antes en el, cuando eran más pequeños y solo existía la alegría.

-En aquella época-solían decir -nos pasábamos el día en la calle, jugando.

Igual que hacían sus padres, era un juego sencillo, de roles, fingir ser adultos muertos mientras esperaban la noche.

laRataGris


Lejos, en el mar

11 enero 2021

Que extraño el mundo. Todo parece derrumbarse como fichas de domino cuando, en realidad, las cosas son más caóticas e inconscientes de lo que imaginamos. No existe un dibujo hecho con piezas estratégicamente dispuestas para una caída controlada.

La vida sucede sin un plan real, una deriva contra la que agotas tus fuerzas nadando contracorriente o te dejas llevar tranquilo en su misma dirección.

-Dejate llevar- Cantan las sirenas-. Ven con nosotras, seras feliz.

Pero, aunque lo sepas inútil, aunque sea difícil, te lanzas hacía otro lugar y avanzas sin desfallecer, hasta donde puedes .

Sueñas que eso abrirá un camino para la que venga detrás. No importa, no importa hasta donde llegues, tanto da que nunca sea suficiente o que solo te pueda detener la muerte; seguir nadando es importante para poder saborear el dulce néctar de la libertad.

LaRataGris


¡Todo está controlado!

4 septiembre 2020

¡Todo está controlado!

éxito


Virales

14 julio 2020

Ningún adulto se dio cuenta del grito silencioso, solo audible para los pequeños.

Los adolescentes se habían lanzado a la calle con la excusa de la rebeldía, buscaban su prueba de madurez con intensa inconsciencia. Algunos tenían más fortuna que otros, encontraban el tesoro, traficaban con el. Se escribían leyendas en formato digital y se dibujaban los mapas de ciudades enteras, indicando el lugar exacto donde encontrarlo con facilidad.

El Nuevo reto viral:

1. Encuentra una jeringuilla usada en la calle.

2. clávatela en la lengua.

Pronto encontraron los barrios adecuados, se pasaban la aguja para reconocer al más loco, el primer muerto gana.

Cuando los adultos se dieron cuenta, demasiado tarde, también quisieron apuntarse al carro, sentirse más jóvenes por solo una porción de su cerebro.

Solo unos pocos alzaron la voz, un grito agudo y penetrante que nadie quería escuchar. La razón no molaba.

LaRataGris


El camino del escarabajo

10 marzo 2020

Cada mañana el escarabajo se preguntaba si aquel sería el día. Es cierto que no esperaba grandes cosas, había pasado mucho desde que se le rompió el último sueño. Ahora se lo repetía sin esperanza, casi como una rutina: Desayunar, lavarme los dientes, vestirme, zapatillas, deportivas y fingir que aun pienso en el futuro.

Era un robot de supervivencia mecánica.

De vez en cuando la polilla le llamaba para pasar un buen rato. Hacían cosas prohibidas, de forma salvaje, como si el porvenir fuese nada, al fin y al cabo es lo que era.

-Me voy – le dijo la polilla.

Se quedo solo, contando las veces que se movía el segundero del reloj.

¿Cuantas horas pasarían hasta estar oficialmente muerto?

LaRataGris


Dum dum dum

5 agosto 2019

Muy a su pesar, con las cuatro cuerdas afinadas y un aspecto inmejorable, el bajo se sumó a la banda.

Él sabía que tenía un sabor diferente, que sus notas se entremezclaban en el paladar haciéndole respirar distinto. Pero su bajista tenía que comer, alimentarse de cosas que él no podía darle.

Por eso se sometía a los finales felices que otro quería cantar. Luego lloraba al quedarse solo, un llanto triste y contagioso.

No eran lágrimas especialmente originales, ni tan siquiera de un virtuosismo excelso, sonaban como un dumdum rítmico y penetrante. Es allí donde podría morir sin que nadie se diese cuenta, con su sabor personal saciando las papilas gustativas.

LaRataGris