Copiar cultura

16 noviembre 2018

Copiar cultura

Anuncios

Liberado

3 mayo 2018

LiberadoNo me digas que no te enteras de que va esto. Aquí tienes la guia de lectura de Vota Charlie

 

Si te ha gustado ya sabes que puedes conseguir el comic digital en:

Payhip o en ComicSquare

y si me avisas cuando lo compres, te lo llevaras digitalmente firmado

 


El gobierno informa

10 noviembre 2016

El gobierno informa


Todo final

4 julio 2016

Todo final tiene un principio detrás, si no es que esta asociado al último suspiro. Así que, ahora que todo se ha acabado y el desánimo une infinitamente más que la ilusión, ahora que se buscan culpables, malas estrategias, conspiraciones con muchos fundamentos,… ahora tenemos que caminar como siempre debimos hacer.

El asalto a los cielos se ha quedado en un timbrazo que sabe a poco. Se nos olvida que en realidad era bajar al infierno, donde el diablo esta tan cómodo que pone mil trabas, porque no sabe trabajar de otra cosa que no sea de demonio.

Por eso hay que retomar las calles que nunca debimos abandonar, construir desde abajo. Al principio les pilló con el paso cambiado, no estaban acostumbrados a que las ratas asomasen su hocico para respirar, por eso se ha rascado tanto. Pero hay que trabajar de verdad, desde el inframundo, convertirlo en un lugar mas agradable donde vivir. Nosotros no queremos cambiar a un barrio fino, nosotros queremos igualdad para todas las personas, vengan de donde vengan.

La política no es un partido político, no son unas elecciones, la política se hace entre personas, en el día a día: Luchando contra desahucios, construyendo centros autogestionados para el pueblo, cultura, amor, lucha,…. El resto es el juego de los otros, nosotros somos diferentes y se ha de notar.

LaRataGris


“Ciberculturetas”

31 diciembre 2014

ciberculturetas


Cultura a cualquier precio

19 junio 2013

cultura  a cualquier precio


La revolución capitalista

7 febrero 2012

Yo viví los cambios y no fueron revoluciones ni dignidad lo que nos movió. Nos sentíamos insignificantes, incapaces de transformar nuestro mundo en algo mejor. No eramos perfectos y siempre había alguien encargado de recordarnoslo. Necesitábamos disfrazarnos, pintarnos de una idea tan sublime que no teníamos tiempo de arreglar aquello que realmente importaba. De ser por nosotros la vida seguiría su curso sin que nadie llorase su insignificancia. Fue el mismo capitalismo, sus teorías del consumir desmesurado, del producir sin medida y siempre encontrar compradores. Nos hicieron desearlo todo, nuevas creaciones sustituían la misma pieza aún sin envejecer. Ansiosos buscábamos poder poseer cualquiera de sus promesas sin importar el como, la manera fue coger lo que no podíamos pagar.

En realidad no era nada nuevo, siempre nos lo habíamos prestado todo. Éramos pequeños grupos en los que uno traía la comida, otro despejaba su casa, se ponía música, leíamos libros y construíamos con las sobras del privilegio la totalidad que nos ponía los dientes largos. Eramos amigos y la única diferencia fue globalizarlo. Empezamos a formar redes entre todas las reuniones y dejó de ser importante a quien le prestabas tus tesoro. A lo largo del país corrían fotocopias, cintas mil veces grabadas y pusimos al alcance de cualquiera todo. Sin darnos cuenta las ideas revoloteaban el planeta, eramos los amigos de lo ajeno y sólo ajeno se quejaba de no cobrar dos veces un mismo trabajo. La mayoría era culpable de difundir y la pudiente minoría compro leyes para detener la revolución.

Pero cuando se dieron cuenta que todo el pueblo estaba intercambiándose bienes no pudieron aplicar las medidas adecuadas. Tendríamos que ir a la cárcel, dejándoles sin esclavos especializados. Por eso calmaron a la masa, la cosa no iba con la muchedumbre, no eran los contenidos, ni el querer tenerlo todo, eso era una actitud normal y ejemplificadora, el querer mejorar, pero no a costa de la propiedad privada. Aquella actitud tenía que cambiar o la falta de dinero circulando acabaría con el mundo.

Se cortaron las cabezas más visibles, se hundieron las críticas más feroces y dijeron que lo habían cambiado todo para dejarlo igual que siempre. Los sueños seguirían siéndolo y la élite permitiría acceder a todo con cuentagotas. Yo viví los cambios, sentí como todo era mejor pero no quisieron dejarnos disfrutarlos.

LaRataGris.