Monedas de piel y huesos

15 marzo 2019

Monedas de piel y huesos

g

Anuncios

Mmm… cuerpo de cristo.

26 agosto 2011

El hombre masturbado, de miembro flácido y mirada triste, se siente culpable por el simiente desaprovechado.- Lo derramo en la tierra- reza su pena- que crezca. Haz de mi impureza virtud, señor- Pero nadie escucha sus plegarias. A pesar de regar cada día con esperma, mimar el suelo y soplarle bonitas canciones de cuna, por mucho que haga, la vida no germina.

Se va quedando vacío mientras empiezan a aparecerle los primeros estigmas en la mano, las primeras rozaduras en la piel. Le duele la fricción y escuece cada ir y venir del puño cerrado sobre el pene, pero no puede parar.

-Señor- Ora un poco más fuerte- No dejes que mi esfuerzo sea en balde-. Y dios baja del cielo. Empuja el cuerpo desnudo contra el piso frío y detiene cualquier movimiento del creyente con una mano sobre el pecho. Mientras tanto una felación mezcla leche, sangre y saliva en la boca del recién llegado. Cuando acaba se acerca al rostro exhausto del fiel y le escupe el revuelto entre los labios agrietados, susurrándole suavemente- Nuestro hijo vivirá dentro de ti- después no volvió a saber de el.

Cada noche sentía una pequeña erección cuando le pedía al crucifijo que cuidara a su bebe en el orfanato para jóvenes cristianos. Se tocaba un poco recordando como le acariciaba el torso desnudo y lloraba felicidad por que sus soldaditos no habían muerto en los pecados de darse placer. Seguía siendo un buen cristiano aunque se sintiera sucio.

LaRataGris


El ahora

6 febrero 2011

El ahora


Sólo si yo quiero

3 diciembre 2010

Sólo si yo quiero


Y Alicia entro en mi vida

11 septiembre 2008

Alicia tumbada en su cunita juega con los sueños, entreteje el manto de noche sobre su cabeza y en cada estrella que borda están escritas las horas a las que quiere dormir. las escoge al azar y se enfada si no quieres jugar con ella cuando ha decidido.

Alicia es tan pequeña que se ve enorme. Hay que protegerla, alimentarla, llevarla de paseo y llorar con sus lágrimas o reír en sus labios. Alicia es la cosa más bonita que me ha pasado nunca, (Su madre sabrá perdonarme), y desde hace tres días que no entiendo cómo es posible haber vivido hasta ahora sin ella.

Antes de nacer ya le dediqué varios dibujos.

Uno sobre el parto, cuando me asustaron en las clases pre-parto y lo quise reflejar, ahora sé que la cosa puede ir a peor, que me quedé corto y que algún día volveré a dibujarlo como en realidad es, no juegan a ser dioses son carniceros disfrazados, no hubo que lamentar nada pero no fue gracias a los “doctores”.

Dogmatización de la ciencia

 

Otro fue un día antes de que me dijeran el sexo del bebé, después de escuhar mil veces si sabía que qué iba a ser me animé a hacer una predicción y ahora cuando la cojo entre mis brazos sé que acerté.

Ni lo se ni me importa

 

Alicia nació el ocho de septiembre de dos mil ocho y sé que aún le quedan muchos bellos dibujos por enseñarme.