Virales

14 julio 2020

Ningún adulto se dio cuenta del grito silencioso, solo audible para los pequeños.

Los adolescentes se habían lanzado a la calle con la excusa de la rebeldía, buscaban su prueba de madurez con intensa inconsciencia. Algunos tenían más fortuna que otros, encontraban el tesoro, traficaban con el. Se escribían leyendas en formato digital y se dibujaban los mapas de ciudades enteras, indicando el lugar exacto donde encontrarlo con facilidad.

El Nuevo reto viral:

1. Encuentra una jeringuilla usada en la calle.

2. clávatela en la lengua.

Pronto encontraron los barrios adecuados, se pasaban la aguja para reconocer al más loco, el primer muerto gana.

Cuando los adultos se dieron cuenta, demasiado tarde, también quisieron apuntarse al carro, sentirse más jóvenes por solo una porción de su cerebro.

Solo unos pocos alzaron la voz, un grito agudo y penetrante que nadie quería escuchar. La razón no molaba.

LaRataGris


Matar la vida

30 diciembre 2011

matar la vida

Cada vez nos gusta más celebrar los nuevos comienzos, olvidando todo lo que fue y nos enseño…

FELIZ AÑO PASADO,

base de nuestro futuro.


Recuerdos

1 diciembre 2011

Recuerdos


Envejecer luchando

19 noviembre 2010

Envejecer luchando


En el umbral de la eternidad

4 febrero 2009

El señor Jorge de Salazar y Vete al Cuerno, que ahora tiene setenta y siete años,, lleva cincuenta y uno buscando el elixir de la eterna juventud.

Comenzó cuando a los veintiséis se dio cuenta que se empezaba a quedar calvo. Después de algo más de dos décadas de desorden y descontrol se gradua, con bastantes méritos y en un tiempo récord, en bioquímica, medicina y genética. Tras esto nadie vuelve a saber de él.

Se encierra en un laboratorio del que sólo sale para comprar cobayas y otro material.

Su dedicación al trabajo es asombrosa, casí no para a comer y mucho menos a dormir. Fallo tras fallo viendo cómo mueren sus conejillos de indias, va minvando su esperanza de ser joven, aún así sigue.

Hoy cincuenta y un años después del inicio de su gran epopea, cuando ya parecía haber perdido toda su fortuna familiar en una quimera imposible, hoy, por fín, una rata ha sobrevivido a todo el material inyectado.

Feliz, apunta la fórmula en una libreta, con todos los detalles de preparación, a fin de que no se le olvide.

Asegurada la fórmula prepara una gran cantidad destinada a su uso Casí tres garrafones de diez litros, el último no lleno del todo. La jeringuilla y todo esta dispuesto.

Cuando va a inyectarse el producto de años de encierro duda.

-” Y si no funciona con humanos. Podría haber creado mi muerte prematura.” Indeciso y temeroso pasa el resto de sus días sin comer, beber o dormir. Delante de los garrafones. Jactándose de que tuvo la inmortalidad en sus manos y se le escapó en el último grano del reloj.

LaRataGris.