Utopía

19 marzo 2018

Un día, a la patria, le salieron patas cortas, como las que tienen las mentiras y, con su diminuto cerebro, pensó que era libre de hacer lo que quisiera.

Eran tan horribles las cosas que se le ocurrieron que no quedó ni el más retrogrado que pudiese defenderla.

La gente descolgó las banderas de sus balcones y, sin importarles si era delito o no, intentaron quemarlas para que no sufriese el corazón.

Los enemigos, que pertenecían a otro país, decidieron hacer lo propio antes de que su tierra hiciera idénticas salvajadas.

Juntos razonaban y desmontaban las tonterías de los poderosos. El mundo se convirtió en un lugar maravilloso en el que eliminar gobiernos y manías, eran felices viviendo en esa utopía.

Hubo muchos que intentaron adueñarse de la nueva situación, no se daban cuenta que contra ellos también estaban prevenidos.

LaRataGris

¿Y si las vacas volaran?
  Vota Charlie
   ¿Eres más de vacas o de cucarachas?  Portada Vota Charlie: Piezas


Gigantes y personas

5 enero 2016

En el país de los gigantes casi toda la población es ridículamente pequeña. Sólo un uno por ciento puede presumir de ser tan brutalmente descomunal que el suelo tiembla de miedo cada vez que camina.

El resto vive supeditado a como se comporte la minoría, temiendo que un día se pongan a bailar o saltar a la comba sin aviso previo. La actividad del país gira entorno a los poderosos seres que, conscientes de su fuerza, exigen locuras a sus diminutos súbditos.

– Cada día estoy más cansada de estar oprimida.

– Os acordáis- dijo una niña pequeña- cuando entre todos los liliputienses consiguieron atar a Gulliver. Aunque luego se escapara por unos minutos fueron dueños de su destino.

-Tal vez…

– Más comida- grito el gigante

-Más madera- se fraguaba la revolución.

LaRataGris


Enamorados

12 octubre 2015

Hay almas tristes amándote. Están enamoradas por que tu se lo has pedido. No eres nada sin ellas y eres exceso utilizando lo mucho que te quieren.

Nuestra historia de amor es como la de tantos. Tu estas ahí y yo he nacido para estar sobre tu piel. Siempre me dices: yo soy asín, quiéreme Y más vale hacerte caso que la policía del pensamiento finge mirar hacía otro lado cuando me vigila.

Soy prisionero de tus sentimientos, del no sentirte valorado. Eres tu o convertirme apátrida del corazón.

Tus amigotes te vitorean, quieren mansos borregos, limpios y calladitos para todo menos para proclamar a los cuatro vientos su amor. Aisch, como te quiero cuando me pones una pistola en la nuca, como me hacen amarte las amenazas.

LaRataGris


Independencia total

21 septiembre 2015

Independencia total


La puerta gastada

2 diciembre 2013

Entró; la puerta se lo permitió. Se abrió lentamente para dejarle pasar, lo complicado era poder salir. Ya era una puerta vieja y cascarrabias que chirriaba cada vez que la empujaban, estaba Rota y no funcionaba como deben funcionar todas las de su especie.

Al principio intentaron arreglarla, era inaudito una puerta que unicamente sirviese para entrar, ni tan siquiera se respeta a las que tienen un cartel para obligarlas a esa única función que decir de una sin cartel, ni cerrojo o cerradura…quisieron domarla sin que ningún técnico encontrase una solución. Al tercer diagnostico se cansaron de intentarlo y colgaron un prohibido el paso que, como podrás imaginar, nadie respetó.

Los hombres y mujeres allí encerrados empezaron a vivir en su pequeño país, colonizaron las tierras de todo el edificio. Cada nuevo inquilino era recibido con ilusión, avasallándolo con preguntas sobre el exterior. La vida se reproducía.

Como ya he dicho entró. Era un mundo asfixiante, sin horizontes. Se pasaba el día frente a las ventanas, soñando su antigua vida en los coches fugaces de la calle, cada transeúnte parecía el reflejo de alguien que había conocido, cada edificio era otro lugar lejos de aquella prisión- rompamos los cristales-. La idea surgió de la nada, alimentaba sus esperanzas incluso cuando el consejo se lo prohibió. Para ellos las ventanas no eran más que un televisor natural de la vida, no estaban hechas para escapar.

Ella, Libertad, siguió rondando aquella idea, respirando contra los ventanales y trazando planes sobre el vaho. Su melancolía enfermiza comenzó a calar entre los más jóvenes y, los adultos, hicieron lo único que es plausible con la mala hierba.- No tenemos otra opción- se lamentaron…

Bajaron al sótano donde el suelo,aún sin habitar, los recivió amoroso. Sobre sus paredes escribieron su nombre y la frase- lo que es no ha de cambiar. Lo que es sera.

LaRataGris


Declaración de guerra

5 septiembre 2013

Declaración de guerra


Sin problema

11 junio 2012

Sin problemas